Colaboración por Jacqueline Rivera Gómez
Quiero cambiar el mundo, quiero volverlo un lugar mejor, sé que es difícil, más no imposible. Todo va a salir bien

¿Y tú? ¿Hiciste de tu pasión tu trabajo o te quedaste sentado esperando que la vida pasara?

La mayoría de las personas tenemos metida la creencia de que no es tan fácil lograr que te paguen por hacer lo que gusta. Sabemos que no es imposible pero al mismo tiempo nos han inculcado que necesitamos tener una carrera en lo que sea, aunque no te haga feliz, aunque sí te haga feliz, pero necesitas elegir una carrera a como de lugar, ya que con eso “nos vamos a mantener”.

Y nuestra pasión, eso que podemos hacer por horas, lo que nos hace  felices, eso en lo que somos extraordinariamente buenos, sólo lo vamos a tener oculto o como hobby.

Piénsalo así, la mayoría de la población trabaja hasta 50 años de su vida para comprar su libertad, comprar la libertad de hacer lo que ellos quieran hacer tal como contemplar el cielo, conocerse a ellos mismos, la libertad para hacer su “hobby” todo el día.

Tengo entendido que un hobby es algo que haces cuando estas desocupado. La pregunta es; ¿y si tu hobby te gusta mas que todo lo que haces; escuela, trabajo, etc.? ¿Cómo vas a saber qué puedes crear o hasta dónde puedes llegar si sólo le dedicas 30 minutos diarios? A las cosas hay que dedicarles tiempo y esfuerzo, la práctica hace al maestro, no puedes crear algo si no le dedicas tiempo.

Nosotros le compramos la idea a un adulto que nunca pudo realizar sus sueños, a un adulto que aceptó la imposibilidad de hacer lo que quiera, compramos la idea de que es imposible dedicarte a hacer lo que amas y se que esa creencia que muchos tenemos es mentira, por el simple hecho de que hay actores, escritores, músicos que sí les pagan por hacer lo que les gusta.

Lo más importante que tenemos que hacer es creer que sí podemos hacer lo que queramos en este mundo, hay que creer para crear, cuando aceptamos y creemos ciegamente que si es posible como muchas de las personas que ya lograron sus sueños, poco a poco lo vamos a lograr, sólo tenemos que disfrutar el proceso, arriesgarnos, al final como todo siempre vamos a obtener un resultado, el secreto es disfrutar el proceso para hacer las cosas con amor, ya que a como de lugar el resultado siempre va a llegar.

El tiempo es relativo, cuando la pasas bien siempre se siente que se pasa volando, ahora si disfrutas el proceso de lo que estés haciendo imagínate qué tan rápido vas a sentir que pasa el tiempo.

Todo es posible siempre y cuando tú aceptes la posibilidad de ello.