Creí que estaba bien ya que había alguien más me hacía no extrañarte… pero justo hoy pasaste por mi mente.

Hoy también te extrañé, qué extraño, no había pasado, creí que estaba bien ya que había alguien más me hacía no extrañarte… pero justo hoy ¡Pasaste por mi mente! Tal vez sea el cigarrillo que me estoy fumando, o tal vez que uso tu playera como pijama, o tal vez el simple hecho de extrañarte…

¿No te ha pasado que quieres regresar el tiempo? Seguro que sí cariño, pero es justo lo que no debemos ni podemos hacer, las personas tienen un tiempo determinado en tu vida, si no fuera así la muerte no existiría. tú cumpliste ese tiempo, de los mejores de mi vida debo decirlo y agradecerte por todo lo que en ello vivimos, definitivamente no viviré con nadie más lo que viví contigo,no quiero, cada persona es diferente y es  lo mejor de este planeta. ¿te imaginas encontrarnos a alguien igual? Que aburrido sería.

Te comparto que hoy encontré  aquella vieja caja de zapatos con las miles de fotos que tenemos, las cartas interminables, los te amos por doquier y los “juntos para siempre” que prometimos, es difícil no extrañar a alguien que prometía “estar siempre” y hoy, como la graduación de preescolar, es un simple recuerdo, es un recuerdo poco conveniente, pero que si no existiera no tendría historias que contar, y no estuviera aquí presionando teclas para hacerte saber que ¡te extraño!

Y es que por supuesto, la gente vive de recuerdos. ¿Qué seríamos sin ellos? No habría un “te acuerdas cuando…” o un “Aún recuerdo cuando te conocí”, no tendría sentido vivir en un mundo donde la gente olvidará cada buen y mal momento.

Soy de las fieles creyentes que es mejor quedarse con un recuerdo a no tener nada que contar…

Nada porque llorar o porque reír, nada porque tener vergüenza o sentirse orgulloso/a, esta clarísimo que hay partes donde es mejor olvidar, como aquella vez que tropecé frente a ti, o la mala palabra que dije frente a tu mamá, o la vez que tu prima favorita nos pilló discutiendo, todo en esta vida se basa en recuerdos, y justo es lo que hoy me hace escribir, me hace sentir que existo, que fui feliz que siempre, siempre habrá alguien que en algún momento me toparé, nos veremos en la distancia y con sólo mirarnos,diremos “Justo ella/ él, fue parte de mi vida y me hizo muy feliz…”.