Es lo más adorable que verás hoy.

Esta es la historia de Mulán. Ella es una burrita que fue abandonada y amarrada a un árbol para que muriera ya que sus padres fueron víctimas de la industria de la carne, y como ella era muy pequeña y flaquita, no fue rentable. Cuando la encontramos ya estaba en muy malas condiciones, le resultaba difícil moverse y no quería comer.

Era evidente que se moriría ya que se negaba a consumir cualquier cosa, entonces se nos ocurrió que nuestros perros convivieran con ella buscando que se animara un poco y aceptara el biberón. ¡Y la reacción fue impresionante! Ellos no volvieron a dejarla sola en ningún momento, cuidándola, la limpiaban con su lengua y jugaban con ella como si fuera un cachorro más.

Mulan-quinta

Por supuesto, después de todo esto, ahora Mulán ¡cree que es un perro! Hace todo lo que ellos hacen, come croquetas, juega, pasea e incluso se rasca como perro.

Las personas de la región están sorprendidas de este adorable burrito, vienen a verla y se sorprenden de cómo se comporta. A ella le encanta salir a pasear cuando vamos en la cuatrimoto, y cuando les silbamos a los perros es la primera en llegar corriendo.

Mulan-novena

Con esta historia, pretendemos cambiar un poco la percepción de que los burros sólo son animales para trabajar, que no sienten y deben ser maltratados y sacrificados. Ojalá tengan otra oportunidad para una vida menos sufrida ya que pueden demostrar que son cariñosos, leales e inteligentes.

¿Qué opinas de Mulán?