Necesita ayuda. Ella no quiere ser de aquellos que no lo logran

Ella no entiende qué le está pasando. Ya no controla sus propios sentimientos. Lo intenta, pero le es imposible.

Ella se siente sola. Ella lo calla todo… o casi casi todo. Una sola persona es su único confidente, pero él tampoco puede hacer nada. Tampoco la entiende, sólo la escucha.

De vez en cuando explota, lo ha hecho ya dos veces, en las cuales sus padres se han enterado… aunque no del todo. Ellos creen que solo está aburrida, que está jugando, y luego lo olvidan.

Ella sí está aburrida en realidad.

Captura-de-pantalla-2015-11-05-a-las-11.33.44
@bakabo7777

Aburrida de su vida, de la rutina, de la gente que la rodea. Son contados con los dedos de una mano los días en los que ella realmente es feliz, y no solo finge serlo. Nadie nota sus risas falsas.

Ella sigue luchando, no quiere darse por vencida, pero cada vez le es más difícil seguir adelante.

Ya no tiene sueños que perseguir, ni nada que realmente la haga feliz. Nada ni nadie la llena. Todos sus días son iguales… completamente grises. Sin motivación, ni nada por lo que levantarse que no sea sólo obligación.

large-1
@sandra_gajarova

Ella quiere encontrar algo, o alguien, que la haga vivir y sentir de nuevo, que llene sus días de colores, y que la motive a salir de su cama todos los días. Pero cada vez tiene menos esperanza de encontrar ese algo.

Ella no lo sabe, pero en realidad no está sola. Hay millones de personas en el mundo en su misma situación. Depresión, ansiedad, apatía, dolor o tristeza, sea lo que sea que a ella le pase… ella no lo sabe, pero hay muchas personas que consiguen superarlo.

large-3
@zaitsevaem

Necesita ayuda.

Ella no quiere ser de aquellos que no lo logran. Que, lamentablemente, acaban con su propia vida, o que viven con ese peso en el pecho por el resto de sus días.

Necesita ayuda. La ayuda de aquellos que la rodean.

¿Eres uno de sus amigos? Bien, entonces no la dejes. Ella te necesita.

Ríe y llora con ella, sácala de paseo, invítala a caminar… o sólo quédate con ella. Tal vez ella no quiera contarte, le da miedo que la gente la juzgue. Pero si ella llega a abrirte su corazón escúchala, si tienes un consejo (por mínimo que sea) dáselo, y lo más importante, no la dejes sola. Te necesita.