Me engañaste, pero gracias a eso ahora sé lo que valgo.

Suele pasar que en las parejas deja de existir el lazo fuerte que había, muchas veces por la falta de demostración que una pareja tiene. Tal vez ya no quieres como antes, ya no te importa como antes o simplemente quieres salir a divertirte porque tu pareja te absorbe demasiado.

Sucede que una infidelidad es una de las decepciones más grandes que alguien puede sufrir. Obviamente no es algo que te llegue a matar, aunque en ocasiones no te recuperas y tiendes a tener miedo en próximas relaciones. Pero existe algo que se llama amor propio, que nunca debe faltar en tu vida. Cuando tienes ese amor propio te das cuenta de que vales más que las mil y un chicas que se arrastran a los hombres. Y es que vales demasiado para seguir aguantando a un chico que no tiene valores y que simplemente pone excusas para salirse del camino. Mereces y vales oro ante todo.

Cuando conoces a una persona crees que estás ilusionada, tienes las ganas de recorrer el mundo a su lado, pero te das cuenta de que existen problemas que han sido arrastrados desde las primeras veces, cosas que en ocasiones acaban con las relaciones.

Terminar con tu pareja por una infidelidad no es para nada agradable. Sueles sentirte mal, lloras, lo recuerdas, te da rabia, te decepcionas y sientes que ya no encontrarás a nadie más que pueda llenar tus expectativas, pero quién mejor que tú sabe lo que vales, creo que NADIE.

He caminado por la calle y me encontré con chicas que se lamentaban por su vida, porque un amor la había dejado o simplemente porque se fue con otra. Mayormente hay de esos canallas que creen que por irse con otra son los reyes mundo y lo peor de todo es que sus amigos le hacen creer que es así. Para una mujer que sabe lo que vale, que tiene todo en su vida y es feliz, poco o nada le interesa tener alguien que puede que le falle o no.

Pero yo me valoré, supe que tú no vales más que yo, que tú no puedes contra todo lo que yo alguna vez derrumbé, que lamentablemente fuiste tú la persona que me hizo darme cuenta de que soy más de lo que fui a tu lado, me encontré, hallé mi único y perfecto amor, YO.

¿Qué haría una mujer sin darse el gusto de arreglarse sin la necesidad de salir con un chico? Puede que sí lo tengas que hacer en algún momento cuando estés lista, pero mientras tanto, supera lo malo y sal afuera a conquistar el mundo, diviértete, rompe todo lazo con las personas que te han dañado alguna vez y te sentirás mejor. Dios te quita algo pero te pone algo mejor, eso es lo único que debes en mente, no a un chico que te fue infiel una noche porque se sintió amarrado. Siéntete feliz porque sí, lo hizo y te duele, te dolerá pero eso hizo que tú ahora saltes de alegría y te des la oportunidad de conocer, valorar y más que todo, valorarte.

No cometas el error de continuar con una historia que tuvo varios baches, varias mentiras, incluso infidelidades, existe una frase que dice ‘si lo hizo una vez, lo seguirá haciendo’ y no es mentira, aunque tal vez pueda que las personas cambien que es algo que cada uno se tiene que proponer, pero si perdonas, perdónate a ti misma por no haberte dado cuenta antes de lo que tenías y valías. Ahora perdónalo por no darse cuenta de que no eres menos que él, y que él no vale lo suficiente como para que sigas así.