Por Colaboradores
6 noviembre, 2017

Ya me hice inmune a las torturas sádicas.

John Kramer está de vuelta junto a sus sádicos juegos después de siete años (sí, así de rápido pasa el tiempo) y lamentablemente, no llegó con la potencia que esperaba. “Jigsaw: El juego continúa” es la octava película de la saga y en esta ocasión fue dirigida por los hermanos Spierig quienes trabajaron en “Predestination” y los que estarán detrás de la nueva película de espíritus de Helen Mirren, “Winchester: The House That Ghosts Built “. Espero que en la tan esperada cinta de la casa embrujada hagan un mejor trabajo que el que hicieron en “Jigsaw”.

Lionsgate

La nueva historia trae un nuevo juego. John Kramer, aparentemente, volvió a la vida después de 10 años y, con él, el juego del miedo. Se trata de cinco personas que están siendo condenadas por el asesino debido a malos comportamientos en sus vidas. Algunos robaban, mientras que otros fueron negligentes o asesinaron. El hombre detrás del juego comienza a enviar pistas a la policía que intenta develar dónde se está llevando a cabo el juego para evitar más muertes.

¿Les suena familiar? Me imagino, porque es más de lo mismo. Los aparatos utilizados se repiten y las torturas no están ni cerca del sadismo que apreciamos en las versiones anteriores. No sentí miedo, asco ni quise cerrar los ojos en ningún momento. El juego del miedo ya no da miedo. 

Lionsgate

La historia policiaca fue aburrida y sin mucho sentido. Nuevamente te presentan a uno de los aprendices de Kramer, algo que ya habíamos visto durante la saga más de una vez. Antes fue entretenido, pero ¿de nuevo la misma historia? Es demasiado.

Que hayan “revivido” a Jigsaw no puede haber sido una peor idea. Desde que vi de qué se trataba el filme supe que era imposible que el hombre hubiese vuelto de la muerte, y una vez que miré la cinta, confirmé mi convicción. Lo único que podría destacar de la historia es que te sorprenden hacia el final (ALERTA DE SPOILER), cuando revelan que lo que habíamos estado viendo era un juego del pasado.

Lionsgate

Cuando una película de terror no tiene música entonces debería apuntar a otros aspectos que te generen miedo o inseguridad. Esto no se utiliza en “Jigsaw”. Ni el ruido de las cierras al borde de cortarle la cabeza a alguien me generaron inquietud. Sí, de verdad.

La actuación como siempre, es secundaria. No hay interpretaciones que destaquen, lo que no es importante, ya que esperábamos que la historia fuese la interesante. La saga nunca se enfocó en grandes performances, sino en la tortura, la sangre y el morbo. Y nada de eso fue lo suficientemente increíble. 

Lionsgate

Si esperan encontrarse con un gran retorno del hombre que buscó la justicia con sus propias manos mediante experimentos sádicos, entonces les digo de inmediato que bajen sus expectativas. Si eran fanáticos de “Saw” y quieren reencontrarse con el filme, les advierto que puede que esta cinta empañe todos los “lindos” recuerdos que tengan de las anteriores. 

Puede interesarte