Colaboración por Fernando Bruccoleri
Joven empresario tecnológico y de medios de comunicación uruguayo. Fernando Bruccoleri

Se escapó de su casa cuando sólo tenía 14 años.

Este misterio es de lo más extraño que hay. Una mujer que se presumía muerta después de que desapareció hace 10 años ha sido encontrada y, al parecer, pasó la última década viviendo y jugando videojuegos en cibercafés.

La mujer, conocida como Xiao Yun -ahora de 24 años-, dejó su hogar en la provincia oriental China de Zhejiang después de una pelea con sus padres cuando tenía 14.

Presuntamente fallecida por su familia, finalmente la encontraron los agentes de policía después de una verificación de rutina en un cibercafé a altas horas de la mañana.

Xiao Yun, que portaba un documento de identidad falso, fue llevada a una comisaría para ser interrogada donde ella reveló que había estado viviendo en cibercafés (los que nunca cierran sus puertas en China) durante la última década.

Esta mujer fue reportada como fan del videojuego CrossFire, y pasó sus días jugando al juego y durmiendo en su mayoría en cafeterías y casas de baño. En ocasiones trabajó como cajera para costearse las partidas. 

Después del hallazgo, policía la multó con 1.000 yuanes (algo así como 160 dólares) y tras su inicial resistencia, se contactaron con sus padres para que pudieran reunirse con su hija perdida.

Impresionante a lo que puede llegar la adicción, ¿no?