Colaboración por Samanta Martínez Hernández
Joven, creativa e introvertida mujer. Con el súper poder de convertir sus sentimientos y pensamientos en pinturas, dibujos o literatura.

Una simple palabra de cinco letras, una palabra a la que muchos nos hemos enfrentado.

En mi experiencia, te puedo decir que es la palabra que más me ha costado decir. Quizás es el miedo de no saber qué pasará después de pronunciarla, sí estarás mejor o peor, o simplemente si valdrá la pena decirla. Nunca vas a saberlo si no lo intentas, o peor aún si jamás aprendes a decirlo, yo sé que la incertidumbre nos aterra, pero vas a llegar a un punto de tu vida en el que será necesario, principalmente para ti, porque nadie en este mundo está a salvo de llegar a tener que separarse de algo o alguien que ya no puede formar más parte de nuestra vida.

Es un momento horrible que te marcará como persona, te llenarás de dudas, te invadirá el miedo pero créeme, esto ha llegado a su punto crucial, deben separarse, has estado pensando en lo que vas a dejar atrás, todo lo que has tenido hasta ahora se irá y ser perderá. Vas a llorar, lo sabes, y te dolerá ver cómo se va, pero es tiempo ya de decir gracias y abrir camino para que algo mejor pueda llegar. No habrá espacio si sigues dándoselo a algo que ya terminó; las personas tienen ese don de enseñarnos cosas de las cuales todos aprendemos, recuérdalo como tal, como una forma de aprender en esta vida.

Captura-de-pantalla-2015-09-07-a-las-17.17.44

@agas22

No te puedo decir que lo hagas en este momento, sólo toma estas palabras como un consejo que después te ayudarán más de lo que puedas imaginar. A mí me costó días y noches de desvelo llorándole a la nada sin poder despedirme por el temor de que mi vida no sería la misma sin él, tuve que decirle adiós a años de mi vida con una persona que amé y que me hizo feliz, que fue mi compañero, mi amigo, que conoció cosas de mí que nadie más pudo conocer, que me dio todo el cariño cuando más lo necesité pero que al final, como todas las relaciones, terminó. No podía creer que después de todo el esfuerzo que pusimos en nuestra relación y amor que nos teníamos pudimos llegar a eso, a no poder seguir juntos, quise recuperarlo una y otra vez, tenía la esperanza de que pudiera existir todavía un nosotros y volver a ser lo que éramos en ese entonces, y aferrarme a algo roto por no saber decir adiós. Pero lo único que me hizo fue daño, pierdes todo el valor como persona si pones antes a alguien que te hace daño que a ti mismo. Yo sé que es muy triste y cuesta mucho dejar a alguien que te dio tanto, con el cual compartiste momento únicos que no volverán y se quedarán por siempre como un simple recuerdo.

large-1

@sandra_gajarova

Cuando las cosas ya no andan bien y esa persona ya no es para ti es momento de partir, sé lo difícil que es esto, duele, pero te a seguro que este dolor pasará más rápido de lo que crees, será lo mejor aunque te cueste aceptarlo. Tu cuerpo y mente comenzarán a gastar energía innecesaria en algo que acabó,  y nadie tendrá la culpa más que tú, por tu miedo de no poder terminar para buscar o encontrar algo mejor. Haciendo recuento estarás desperdiciando tiempo, tiempo que ya no regresa, por sólo no saber decir una sencilla y pequeña palabra. Puede que tengas miedo de no encontrar a alguien mejor, pero conformarte tampoco es una buena opción. La vida tiene formas misteriosas de ponernos en el lugar correcto en el momento indicado, déjate llevar, cuando menos te des cuenta te acostumbrarás, esa persona sólo formará y será parte de ti, pues quizás ya no esté contigo físicamente pero te habrá dejado mucho de lo cual puedes aprender, son esas historias que nos convierten en libros dignos de contar.

Captura-de-pantalla-2015-09-07-a-las-17.22.00

@sandra_gajarova

No es el final, sólo es darle vuelta a la hoja para seguir escribiendo, no se puede escribir en una hoja donde ya se escribió otra historia, ten fuerza y principalmente, ámate, es momento de seguir, quizás el amor de otra persona está en otro lugar esperando por ti, y jamás podrás encontrarlo si tienes la mirada en el pasado.