¿Dónde has estado todo este tiempo? ¿Por qué no nos hemos cruzado antes?

El primer amor de tu vida es esa que pasa por tu vida de la manera más casual. Dice una antigua leyenda que las almas gemelas son antiguos amantes a los que no se les permite en vida darse su amor, se dice que sus almas siguen saltando de cuerpo en cuerpo con el fin de encontrarse nuevamente. Es por eso que cuando encontramos a alguien, por el sólo hecho verlo sabes que es para ti por que que ha sucedido en el momento menos esperado.

Lo ves y sabes que a esa persona la has visto antes, quizá en otra vida, entonces te cuestionas rápidamente 100 preguntas en 30 segundos y de repente se acerca sonriendo y en todo ese proceso pasa por tu mente la pregunta #56; ¿dónde has estado todo este tiempo? #55; ¿por qué no nos hemos cruzado antes? y de repente escuchas un ¡hola! y al escuchar su voz sólo sabes que van a pasar buen tiempo juntos y ahí vamos… sólo por un tiempo.

Y por más que había estado en otro lado todo este tiempo de tu vida, tienen muchos valores, series, costumbres, e ideas en común. Y mientras lo miras y estás perdida al mismo tiempo en sus ojos, lo escuchas y realmente te sorprendes porque todo se hace tan sencillo. 

Y entonces aparecen todos esos sentimientos profundos y fuertes que tienes para dar. Sientes ese amor puro y bueno, ese amor que no lastima, sino que defiende. De esos besos que te hacen volar y esa unión en la que ambos son uno.

Siguen juntos, aprendiendo y viendo desde otra perspectiva. Pero de amor a primera vista pasa a ser amor a la distancia. Pero ese amor que se transforma en recuerdos eternos aunque pase el tiempo. Uno que te deja marcada para toda la vida, pase lo que pase. Un amor que te enseñó muchas cosas, a pesar de los malos momentos. Lecciones que aprendiste y que son parte de ti ahora. Así es la primera vez que te enamoras.