La nueva manera de relajarse.

Hace unos días tuve el impulso irresistible de pintar mandalas. Varias amigas publican en las redes sociales fotografías de las muchas que han pintado y casi por moda decidí ponerme manos a la obra. Está de más decir que hoy en día es muy popular realizar este tipo de actividad; las mandalas son hermosas figuras, mayormente circulares, que están delineadas en negro y listas para que puedas colorearlas. En algunas culturas orientales son utilizadas con fines rituales y religiosos asociados al Hinduismo y al Budismo.

Más que el placer de poder dar rienda suelta a nuestro espíritu creativo, algunos de los beneficios que encontramos al colorear mandalas son:

  • Lograr un estado de relajación y paz interior.
  • Incrementar nuestra paciencia.
  • Disminuir el estrés propio de la vida cotidiana.
  • Preparar nuestro cuerpo y mente para actividades como estudiar, bailar, escribir, entre otras, puesto que mejoran nuestro nivel de concentración.

En general se recomienda iniciar y terminar coloreando en una misma sesión una determinada mandala, lo que por supuesto dependerá del tamaño y complejidad de los diagramas que seleccionemos.

Si aún no te animas, puedes comenzar con pequeñas mandalas que puedes descargar de sitios web especializados en esta materia; o es tan fácil como buscar algunos en Google.

Para quienes tienen hijos o hermanos pequeños en una excelente oportunidad para compartir de manera entretenida y novedosa.

¡Experimenta los beneficios! ¿Te atreves?

Aquí te dejamos algunos para inspirarte:

#mandala #art #color #arte #zentangle #zen #love #small

A photo posted by Arquitetura•Feng Shui•Artes• (@arqjoycemaron) on

Mandala n.2 ! #mandala #artwork #stabilo #drawing #rainbow #followme

A photo posted by Lisa Flocco Maette (@lisartiste) on

#praktika #színező #naptár #március #mandala #kreatív #színes

A photo posted by Kapui Katinka (@kiskataa29) on