Colaboración por Daniela Villalobos
Soy extrovertida con un poco de intovertida, me encanta leer y me apasiona escribir, es el medio que utilizo cuando la voz no puede expresar lo que siento y además amo comer.

Mereces a alguien que no te haga cambiar, si no mejorar.

Ya han pasado tres semanas desde que decidí desaparecer de tu lado. No fue fácil para mí, sin embargo tenía que hacerlo, entre más rápido y frío fuera, iba a ser menos doloroso para ambos.

Tal vez no tengas los motivos claros de mi partida, pero créeme fue mejor así, de algún modo alguno de los dos iba salir más lastimado. Sabes, no me quiero ir completamente sin agradecerte los hermosos momentos juntos, porque aunque nuestra historia no tuvo un final feliz fue una gran historia que siempre recordará mi mente y corazón, nunca te olvidaré.

large-3

@sandra_gajarova

Las risas que lograbas sacar en mis días grises, los suspiros que exhalaba en tu nombre y hasta los hermosos poemas que escribías en la mañana, tarde y noche; todo absolutamente todo fue maravilloso. Te agradezco las tantas canciones dedicadas, te agradezco todos los viajes extraordinarios que logramos imaginar, te agradezco por hacerme sentir viva, simplemente por hacerme feliz estos tres maravillosos meses.

large-2

@sandra_gajarova

Y vienen las dos gran preguntas que siempre me haré ¿por qué tuve que partir de tu lado? ¿por qué si me hacías bien te dejé ir? Dicen que los polos opuestos se atraen, lo que no dicen es que en algunos sentidos deben de parecerse, y ese fue nuestro gran problema, donde debíamos parecemos éramos completamente distintos y donde teníamos que ser distintos éramos iguales; desde todos los ángulos posibles esto no podía seguir, nuestras diferencias eran tan abismales que en algún momento iban a terminar con nuestra magia, sin embargo a pesar de todo fui testigo que lo intentaste, admiro tu valentía por haberme querido y arriesgarte por mí, pero no quería que cambiaras por mí, eso sería un crimen, quitarle a una persona su esencia y eso jamás me lo perdonaría.

Hoy puedo decir, fue un placer coincidir contigo en esta vida. Sé que encontrarás a alguien que pueda hacerte feliz y te ame como eres sin querer cambiarte. Con estas palabras me despido y sigo mi camino.