Colaboración por Madeleine Sanchez
Siendo todo. Capaz de volar sin despegar los pies del suelo. Blog

Y con eso, sin saberlo, me está enseñando a quererme más a mí y hacerme ver que merezco un amor completo y no pedazos.

Eran las 12, media noche y de nuevo ese sonido, ese con el que tengo identificada sus llamadas, sus intentos de “te necesito”, la luz verde parpadeando en mi móvil que me indica que es él. Siempre ha sido lo mismo, durante el día está ausente, pero tan dentro de mí. Me daña y yo busco cualquier excusa para justificarlo. 

Estaba de nuevo ahí, insistiendo por mí, tanto tiempo llevábamos ya jugando a ser todo y nada, tanto tiempo llevaba ya rompiéndome y reparándome, no me daba cuenta. Aunque no, la verdad sí lo hacía, y seguía permitiéndoselo, ahí estaba yo corriendo a responder a todos sus llamados, ahí estaba yo dándole lo que él me pedía, ahí estaba yo quedándome vacía, cada noche, cada fin de semana, cuando él no tenía planes y yo cancelaba los míos, para correr donde él, para sentirme completa por minutos, un par de horas tal vez.

En ese momento no importaba nada, teníamos nuestra propia historia, todos los personajes quedaban de más, los extras desaparecían, solíamos repetir la escena siempre en el mismo lugar, la misma locación, la más discreta y nuestra favorita. Me hacía sentir divina, completa, afuera el mundo se derrumbaba, todos morían y ahí estábamos nosotros sintiéndonos tan vivos, más vivos que nunca.

Nos despedíamos y de nuevo me encontraba sintiéndome nada, insignificante para él, rota, incompleta, pasaba el día y su ausencia se notaba, llegaba la noche y aparecía de nuevo. Fue así constantemente hasta que me sentí rota por completo…

Y así pasan los días; es confuso, complicado y complejo, él me pide que me quede, que no me aleje, pero también me advierte que no debo enamorarme de él y yo, yo ya lo siento hasta los huesos y lo quiero pero justamente es él, sin saberlo, el que me está enseñando a quererme más a mí y hacerme ver que merezco un amor completo y no pedazos, un amor presente, no ausente.