Colaboración por Soleil Bugarin
Mexicana, estudiante de medicina, aficionada a la escritura. "Caer está permitido, levantarse siempre es obligatorio".

Cuando una persona no sabe lo que quiere, simple y sencillamente nunca serás suficiente.

Mentiría si digo que no le temo al olvido, que no me preocupa la soledad, después de todo humano soy y como tal me gusta pertenecer al mundo y ser de este cómplice, amigo y amante. Mentiría si digo que mi vida ha sido rosa, que nunca he sufrido, que no he llorado, que jamás he sabido lo que es estar derrotado.

Mentiría si digo que no me da miedo amar, pues como todos he sufrido desilusiones, incluso más de las que creí podía soportar.

Me tocó ser de los que aman, de esos que aun saliendo heridos de la batalla se creen vencedores y van por más; pero comprendí que primero debo amarme.

Todos hemos conocido a ese amor tormentoso, tan lleno de emociones y tan vacío de sentimientos, ese amor que nos deja sin aliento.

Más de alguno ha experimentado esa sensación de no ser nunca suficiente para alguien, sin embargo tienes que recordar que no importa qué tan exitoso seas, o si eres el más guapo o la más inteligente, cuando una persona no sabe lo que quiere, simple y sencillamente nunca serás suficiente.

Por eso, no te preocupes por cosas vanas, deja a un lado esa necesidad de sentirte suficiente para alguien, y comienza a ser suficiente para ti. No tengas miedo a la soledad, que es en esta donde nos encontramos con nosotros mismos y después de todo, la realidad es que nunca estamos solos, pues siempre hay gente en nuestro alrededor que gusta de nuestra compañía y nos aprecia tal como somos.

No desesperes, ni gastes tus energías intentando entender que fue lo que salió mal, mejor aprende de ello y sigue tu camino; sin duda alguna este tendrá para ti muchas más aventuras, no temas a ellas, pues si bien es cierto lo nuevo siempre asusta, en algún momento deja de hacerlo y entonces te darás cuenta de que la vida siempre trae cosas mejores y que en ocasiones aunque en ese momento no entendamos el por qué, resultará ser lo mejor que nos pudo haber pasado.