Colaboración por Mari Pineda
Soy mexicana, amo leer, escuchar música y ser feliz.

No quiero ilusionarme más con alguien que aún no está lo suficientemente preparado para mí.

Desde la madrugada en la cual hablamos por primera vez hasta aquella noche en la cual nos conocimos he apreciado cada instante a tu lado, cada mensaje y cada sonrisa. Sentí, por primera vez en mucho tiempo, esa confianza y seguridad de estar con alguien de una manera plena. Conforme salíamos, supe que eras grandioso, que realmente mi alma debió haber algo muy bueno para encontrarse con la tuya, sin embargo, no resultó y yo sé las razones….

La realidad es que siento que no está funcionando porque no quiero estar con un hombre con el cual no me sienta en confianza de enviar textos románticos, tener citas inesperadas, sorpresas, sólo porque él piense que es rápido, o piense que es mucho… o en el peor de los casos, hasta dramático.

No te rechazo a ti, aunque así lo parezca, rechazo tu miedo de amarme, tu constante rechazo ante gestos románticos que tengo contigo, no quiero enamorarme de alguien que quiere intentarlo pero no se atreve a hacerlo por completo y es que querer estar con alguien es más que sólo estar, es querer aceptar detalles, corresponderles, querer tener tiempo y empatía ante explosiones de locura, eso es lo que quiero, ¿es mucho pedir?

Querer estar con alguien es permitir que te construyan unas alas y te dejes guiar, pero a ti te da miedo. No quiero ilusionarme más con alguien que aún no está lo suficientemente preparado para mí y es que no quiero dar más de lo que tú tal vez podrás darme, no porque no pueda, sino porque también lo quiero y lo merezco, por eso decidí declinar la invitación a tener una relación o lo que sea que me ofrezcas llena de inseguridades y miedos. De antemano, gracias.