No quiero que la historia se siga repitiendo una y otra vez. 

He pasado gran parte de mi vida escuchando la fastidiosa frase de “eres una persona muy guapa y sobretodo linda”, algo que ya no quiero más en lo que me resta de vida. Les diré por qué. 

A los 16 años conocí a un chico maravilloso, muy atento, educado, caballero, inteligente entre muchas otras cosas que lo hacían el hombre perfecto para mí, pero había un gran problema; él solo me veía como amiga, como a esa persona “guapa y linda”. Deserté de cualquier oportunidad de noviazgo con él y comencé a tratar a otra persona al que llamaremos ‘tímido’. Y sí, efectivamente era muy tímido y eso me encantaba de él. Además su carácter noble y su inocencia. Sin embargo jamás le mencioné que me interesaba como pareja y continúe con “la amistad”.

large-3

@sandra_gajarova

Terminé la preparatoria y comencé a trabajar, a llevar otro ritmo de vida. Me inscribí en un gimnasio y ahí conocí a otro ser no tan maravilloso al que llamaremos ‘estómago de lavadero’. A pesar de no ser tan maravilloso tenía un no sé qué, que, qué se yo, me atraía demasiado. Tuvimos citas y podría jurar que éramos la pareja perfecta aunque nunca se haya formalizado nada entre nosotros.

Un día salimos a dar un paseo y de repente él se detuvo, me miró a los ojos y dijo: “eres una persona muy guapa y sobretodo linda”. Después de eso no supe más de él.

Me resigné a su partida tan fugaz y me dediqué tiempo, pero con lo que no contaba es que ‘tímido’ aparecería de nuevo en mi vida. Me contactó y comenzamos a charlar y hablar de la etapa en el colegio y en una de las pláticas le conté que había estado enamorada del por mucho tiempo, compartimos números de teléfono y comenzamos a contactarnos frecuentemente. 

Captura-de-pantalla-2015-09-02-a-las-16.11.43

@sandra_gajarova

Entre tantas pláticas que tuve con ‘tímido’, él me comentó lo mal que se encontraba la relación con su novia y después me contó de su ruptura. Yo ahí bien fiel escuchándolo y dándole los mejores consejos. En varias ocasiones le propuse vernos para platicar en persona de nuestras vida pero solo le daba largas al asunto.

Un domingo iba a visitar a una gran amiga vecina de ‘tímido’ pero por cuestiones de tiempo y falta de comunicación (o al menos quiero pensar eso), ella me dejó plantada esperando en el crucero que dirigía a su pueblo, y de repente me llega un mensaje de ‘tímido’ a lo que le respondí que me encontraba en ese lugar, él me ofreció pasar el domingo juntos y de inmediato acepté. Cuando llegó por mí no pude resistirme y lo abracé con todas mis fuerzas. De repente comenzó a llover muy fuerte por lo cual nos dirigimos a una casa que le pertenecía pero estaba muy abandonada. Al bajarnos del carro para entrar a la casa terminamos empapados y de nuevo los abrazos se hicieron presentes. Terminamos por sentarnos en una cama que se encontraba en la habitación, nos tomamos de la mano y comenzamos a platicar de las cosas que nos habían pasado en todo el tiempo que no pudimos vernos y de repente mencionó a ‘Cruella de Vil’ (su ex novia), me platicó de lo enamorado que había estado de ella y del dolor que le causaron sus tantos engaños, y repetitivamente mencionaba que no regresaría con ella.

large-1

@sandra_gajarova

Nos recostamos en la cama abrazados sin decir nada, de repente él acarició mi cabello y me dijo “eres una persona muy guapa y sobretodo linda” a lo que le respondí ¿pero?, no hay ningún pero respondió él. Estuve flotando en las nubes y en sus brazos por largo tiempo hasta recuperar la noción del tiempo y nos besamos en repetidas ocasiones.

Llegué a mi casa muy contenta pero no contaba que esa alegría solo duraría un día más para ver la maldita publicación de reconciliación de ‘tímido con Cruella’. Nuevamente ser “guapa y linda” me ha dejado destrozada.

No quiero volver a escuchar que un hombre idiota me diga lo guapa y linda que soy porque eso lo tengo muy claro, ahora quiero que me digan qué son ellos y qué pueden ofrecerme porque sinceramente una mujer guapa y linda no merece conformarse con tan poca cosa.