Colaboración por Mari Pineda
Soy mexicana, amo leer, escuchar música y ser feliz.

Creo firmemente que el único amor perdido es al que no se le permitió volver a nacer.

Estaba sentada en el piso, escuchando consejos y opiniones de personas diciéndome que debería o no hacer. Yo había tenido una ruptura fuerte y por ende los amigos siempre parecen una buena opción para desahogarte. Me sorprendía lo que decían, para ellos era muy fácil decir “ya no le hables”, “él  tuvo la culpa”, “elimínalo” y mi favorita “ten dignidad y no le ruegues”. Yo estaba bastante dolida y no podía pensar por mí. Pasaron los días y con ellos, recuerdos efímeros sobre nosotros.

Sin embargo, creo muy diferente y es por ello que hoy estoy convencida que luchar por una persona que amas es lo mejor que puedes hacer.

Lucha, todos cometemos errores, todos merecemos intentarlo y al menos saber que pasaría si lo hacemos. Sí, tal vez esa persona ya no está dispuesta a volver contigo pero jamás lo sabrás si no lo intentas, por otro lado al hacerlo al menos ya no tendrás ilusiones vanas o dudas sobre el “si hubiera hecho esto”.

Creo firmemente que el único amor perdido es al que no se le permitió volver a nacer.

Tal vez fracases y esa persona ya no querrá saber mas de ti, pero te habrás liberado, habrás dado lo mejor de ti y si para esa persona no fue suficiente entonces recuerda que son sus estándares, no los tuyos. Para las personas que nos rodean es fácil decirnos o no qué hacer, pero recuerda que esas personas solo saben lo malo o poco de lo bueno, tú en cambio conoces la suma de cosas en tu relación y si crees que vale la pena luchar, no dejes que te detengan.

Estoy de acuerdo en que también tenemos que saber cuando retirarnos, pero cuando lo hagas, hazlo por ti, no porque los demás dijeron que luchar por tu amor estaba mal.

Quédate con la satisfacción de darlo todo, así la respuesta sea negativa o nula, porque esas personas, que son capaces de luchar, son las que merecen tener un verdadero amor…