Colaboración por Ailyn Hernández
Escribir es mi manera de ser libre. Blog

Vivo en un mundo donde profeso amor a otros y soy incapaz de decir algo alentador acerca de mí.

Una pregunta invadió mi mente: “¿me siento bien estando en mi compañía?” Es extraño, pero no tengo una respuesta inmediata. Cuando estoy conectada con otras personas que tienen cosas en común conmigo me siento bien y acompañada. Estar conmigo misma es tan complejo, que escribir sobre ello es realmente nuevo para mí. Surgen otras interrogantes como “¿realmente he estado sola conmigo?”, y se asoma una respuesta; “ciertamente nunca ha pasado”.

Las ocupaciones diarias, las relaciones y otras cosas, me tienen tan entretenida que me ignoro. Vivo en un mundo donde profeso amor a otros y soy incapaz de decir algo alentador acerca de mí. ¿Por qué es más fácil decirle ‘te amo’ a otros, que decírmelo a mí? Necesitar la constante apreciación me hace actuar de esa manera. Pensar en que la relación con mi yo va a ser para siempre, debería ser mi principal objetivo, por eso la mejor apreciación seria por mi parte.

La relación tan poco sana que tengo conmigo se refleja en cómo me tratan otras personas, si yo no soy capaz de amarme, respetarme y quererme otras personas no lo harán. Disfrutar de tu propia compañía es sano, te permite conocerte y escucharte. Mejorar tu relación contigo mismo debe ser tu prioridad.