Colaboración por Daniela Villalobos
Soy extrovertida con un poco de intovertida, me encanta leer y me apasiona escribir, es el medio que utilizo cuando la voz no puede expresar lo que siento y además amo comer.

Por primera vez siento libre, sin ataduras de ningún tipo. Me siento yo

Vivimos en un mundo agitado en el cual todo tiene que ser con la mayor rapidez. Un mundo donde las personas no quieren compromisos de ningún tipo, sino aventuras de una noche sin involucrar ningún tipo de sentimientos, algo efímero, un mundo donde las personas son frías consigo mismas y con otras.

Veo cómo se destruyen unas a otras tratando de buscar un amor el cual no tienen ni por ellas mismas, intentando que alguien les supla sus necesidades emocionales y sentimentales, alguien con quién tener una vida plena, y ser felices como un típico cuento de hadas. Sin embargo nada es como lo imaginamos, todo de un minuto a otro se desmorona porque se termina el amor o simplemente porque uno de los dos tomó la decisión de terminar con la burbuja mágica en la cual se encontraban y ahí es donde todo se torna oscuro y nuestra vida toma un rumbo diferente.

Captura-de-pantalla-2015-10-28-a-las-12.46.27
@giuls_93

Muchas personas deciden pasar un luto eterno. Con esto no quiero decir que no debe doler, claro que duele, hasta lo profundo del alma. Y pasarán semanas donde probablemente llorarás a la persona amada las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, pero esto tampoco puede ser para siempre. En mi caso tomé la decisión de levantarme y sacudirme el polvo, empezar a cerrar esas heridas que tanto daño me habían causado, empecé a superarlo poco a poco y tomar fuerza de donde no tenía, y fue difícil, pero no imposible.

Lo primero que pensé después de mi ruptura fue: ‘tengo que ir a comer sola’. Parece un poco tonto pero después de tres años de no hacerlo, se convierte en algo aterrador. La primera vez sentía que todas las personas me miraban solo a mí, no tenía con quien hablar, lo más que pude hacer fue actualizar Facebook cada segundo para disimular los nervios.

Captura-de-pantalla-2015-10-28-a-las-12.46.46
@giuls_93

Pero pronto ese inocente miedo se transformó en algo mucho mejor; en el transcurso de esta etapa he aprendido muchas cosas, volví a descubrir quién era y lo más importante, quién quería ser. Me redescubrí, volví a nacer, fue como si una parte de mí floreciera. Me hice más fuerte, comprendí que nadie puede hacerme inmensamente feliz, si no lo soy yo primero por mi cuenta.

Aprendí que nadie debe completarme, porque estoy completa con mis defectos y virtudes; el momento que alguien te completa, poco a poco te vuelves dependiente de esa persona, necesitas su aprobación, su cuidado, su amor, lo empiezas a necesitar y el necesitar a una persona definitivamente no es amor. Debes encontrar a alguien que te complemente, alguien a quien no necesites, si no que quieras que esté a tu lado, con libertad, sin tener la necesidad de cortarle las alas, porque así es el amor: libre.

Captura-de-pantalla-2015-10-28-a-las-12.46.58
@giuls_93

Cuando la vida me puso contra la espada y la pared, empecé a encontrar mi valor como mujer, me di cuenta de que podía hacer las cosas que quisiera, ni el cielo era mí límite. Empecé a comerme al mundo, a conocerme, pude tener nuevas perspectivas de todo lo que me rodeaba, me sentí más hermosa que nunca, aprendí a depender sólo de mí. Me siento satisfecha con el amor que yo misma puedo proporcionarme, me siento libre, sin ataduras de ningún tipo, me siento yo.

La soltería no sólo comprende un estado civil o algo que pones al llenar un formulario, es algo con lo cual aprendes a vivir, a soñar y puedo decir que hasta aprendes a amar.

Captura-de-pantalla-2015-10-28-a-las-12.46.37
@giuls_93

No digo que un día de tantos no pueda volver a enamorarme perdidamente, porque sería algo tonto pensar eso, solamente sé que cuando ese momento llegue, estaré preparada, no tendré miedo a salir lastimada, estaré segura de la decisión de volver a amar a otra persona, veré las cosas objetivamente y sin apegos, seré yo en todos los sentidos de la palabra y no permitiré que corten mis alas ni se las cortaré al otro; será una amor con libertad y con el sello de los dos, no será egoísta. Sé bien que no será perfecto pero tampoco necesito que lo sea, tan sólo necesito que sea verdadero.

Por el momento seguiré mi vida sin prisa, apreciando los pequeños detalles como la lluvia, los amaneceres, las pláticas constantes conmigo misma, el té de cada mañana, un nuevo libro, mis canciones preferidas, mi familia, viajar, todo, completamente todo vivirlo al máximo cada día. ¡Ah! y por si les quedaba alguna duda, amo ir a comer sola, es uno de mis momentos preferidos.