Colaboración por Carmen Perea
Un día llamaron a esta mente caótica "pequeña de dudas infinitas", y creo que no existe mejor descripción... Blog

Si amas a alguien, te quedas para siempre con esa persona. Punto.

Hoy he leído una pregunta que me ha hecho pensar bastante. La preguntita es ¿cómo puedes estar seguro de que amas realmente a una persona? Esta pregunta es muy compleja ahí donde la vemos. Voy a dar tres frases típicas para empezar.

1. “Si amas a alguien, déjalo ir”

¿Esta frase es cierta para asegurarse de que lo amas? NO. Porque quizás al dejarlo ir llores y lo pases mal porque lo quieres, o porque estabas acostumbrado, porque tengas un poco de obsesión y un psicosis o porque de verdad no lo amabas. Es efectivo porque si no sientes nada cuando se va pues te quitas un peso de encima. Pero si lo sientes ya está entre las tres opciones de antes, además dejándolo ir puedes perderlo, cosa que da para otra frase.


2. “Si amas a alguien déjalo ir, si vuelve será tuyo y sino nunca lo fue”

Pammmmm. Esta frase es muy bonita pero hay veces que es tuyo y no vuelve porque la vida no lo permite… Que arriesgarse en este ámbito es dejar tu vida en manos del universo. Es buena porque si se va es que nunca fue tuyo porque si amas a alguien no te vas, te quedas. Pero ya está la opción de arriesgarse y volver a dejarte al universo.


3. “Si amas a una persona quieres que sea feliz aunque no sea a tu lado”

Vamos a ver, esta frase es perfectamente cierta cuando tú ya has superado que esa persona no quiere estar contigo y por tanto la opción de que sea feliz a tu lado no existe. Así que, es cierta pero cuando pasa un tiempo, al principio ni de broma. 

Conclusión:

Por mi experiencia digo que cuando amas a alguien lo sabes, lo notas… Está ese brillo en la mirada, esa felicidad y plenitud constante, esa sensación de que pueden venir mil millones de problemas, zombis, aliens y mierdas y que tú vas a poder con todo si estás con esa persona a tu lado. Esa sonrisa cuando lo ves y esa tristeza cuando no lo haces. Esas tonterías que haces para que esté a gusto, ese sentimiento que causa el poder ser tú mismo delante de alguien y que encima todos tus defectos para esa persona sean virtudes. Estas cosas no se pueden comparar con nada.

Estás seguro de que amas a esa persona porque lo que le pasa, te pasa a ti y lo que le duele a ti te mata. Ahora lo que le hace feliz a ti te hace estallar de la felicidad. No hay que equivocarse con la obsesión que he dicho antes porque eso ya no es sano. El amor es algo natural que hay que saber llevarlo porque enloquece. Así que no hace falta estar seguro de que amas a alguien,  si lo haces lo sabes y con eso es suficiente. No tienes por qué irte.