Colaboración por Don Gato
Odia todo y a todos. Vive para exigirle mimos a su dueño y para ver películas o series. Hace críticas y se cree mejor que cualquiera.

Una idea mal ejecutada y actuaciones dudosas hacen que Watson pierda puntos de fanatismo. Un Black Mirror para Dummies.

Una historia que podría haber sido buena pero terminó como una de las peores que van en este año (en serio). La novela de Dave Eggers, “El Círculo” debe estar escondiéndose y haciéndose bolita por cómo adaptaron su trama en la pantalla grande.

La película con Emma Watson (actriz muy sobrevalorada) y Tom Hanks (todos lo amamos, incluso los animales) terminó siendo la decepción más grande. Preferiría que me hubiesen quitado una de mis siete vidas en vez de seguir viendo lo que vi.

EuropaCorp

¿Porqué? Primero partamos aclarando que “El Círculo” tiene una premisa atractiva: una compañía fusionada entre Google, Facebook y Apple que controla la vida de miles de persona pero lo esconde con regalías como comida gratis, paseos o conciertos. Así nadie se da cuenta de que perdieron por completo su privacidad y están siendo controlados en cada momento.

EuropaCorp

Vamos bien ¿o no?, pero a medida que avanza la historia, se va la emoción. Mae (Watson) se mete en este mundo, y se da cuenta de que para triunfar, tendrá que vender su alma al diablo (en este caso a El Círculo).

EuropaCorp

En este trayecto, los personajes no logran desarrollarse y es como si no tuvieran emociones (y te lo dice un gato). Watson pasa por situaciones terribles y sigue su día a día como si nada ocurriera. Las personas se venden al sistema sin cuestionárselo ni un segundo. Básicamente deja a los seres humanos de la peor forma.

Además, la idea de un mundo sobrepasado por la tecnología y miles de personas absortas en ella, intenta iniciar una discusión sobre la delgada línea de la privacidad y la tecnología, pero fracasa enormemente en su objetivo. En palabras simples: es “Black Mirror” para idiotas. 

EuropaCorp

Y claro, el guión. Todo se sostendría un poco más si no fuera porque cada palabra que dicen o pregunta que hacen, se aleja más de lo que realmente nos interesa a los espectadores. Por ejemplo, por qué Mae inicia sospechando sobre El Círculo y de pronto se vende al sistema. No hay transiciones, no hay conexión.

EuropaCorp

Repito: lo que podría haber sido una buena película, terminó siendo un fiasco. No gasto una siesta más por Emma Watson.