Colaboración por Yazmín Pérez Nieto
Chica enamorada de la vida, amante de la comida, los buenos libros, las historias de amor y estudiante de arquitectura.

No quiero conformarme con alguien que simplemente me quiere, quiero a un loco enamorado de mí.

Hoy tengo ganas de enamorarme, pero enamorarme de verdad, no a medias, ni un poco; más bien tengo ganas de estar locamente enamorada de alguien, quiero sentir que no existe nadie más para mí, caminar por la calle cantando y sonriendo simplemente porque lo llevo en mi mente, quiero ser bombardeada por miles de recuerdos de mi alguien especial y yo. Ya he conocido ese sentimiento y ya he llorado también por él. Y aunque el riesgo de volver a sufrir es grande, hoy quiero volver a enamorarme de alguien, de él, de mi persona especial, de mi futuro loco y enamorado novio.

Quiero sentir esas mariposas en mi estómago al verlo. Quiero encontrar un brillo en su mirada cada que lo descubra observándome y recibir una sonrisa cada que lo pille haciéndolo; quiero volver a sentirme ansiosa cada que él toma mi mano, no querer soltarlo nunca y saber que él quiere lo mismo.

Quiero y merezco una historia de amor loca y apasionada, quiero recibir un ramo de rosas solo porque sí, aunque él traerá girasoles porque sabe que me gustan las cosas poco comunes; quiero estar con alguien que sea creativo en nuestras citas, una invitación a cenar cualquier noche o simplemente una película en casa; un mensaje con un te quiero en la mañana o un descansa amor por las noches. Quiero un abrazo de todo estará bien, quiero un café por la mañana y una noche de largas pláticas, quiero un paseo al atardecer y leer un libro con él. Quiero construir un futuro a lado de alguien que quiera uno conmigo.

Deseo estar con alguien que no pueda imaginar una vida sin mí, alguien que sea inteligente y admirable, pero que sea suficientemente humilde para admirar mis fortalezas también. Alguien fuerte y valiente que me ayude a superar mis miedos, pero que también pueda admitir los suyos y me permita ayudarlo a superarlos.

Quiero alguien que sea feliz con mi sonrisa, que quiera encontrar la forma de ser el causante de su aparición en mi rostro todos los días, alguien espontaneo que quiera sorprenderme y que me permita sorprenderlo. Alguien que quiera hacerme feliz, alguien de quien pueda esperar mucho y que no me pida que no espere tanto.

Está bien si no es tan valiente y le teme a las alturas, yo estaré con él cuándo tenga que enfrentarse a ellas; también está bien sino puede invitarme todos los días a cenar, las pláticas nocturnas y la comida en casa es mejor; no me importa si tengo que dejar de usar tacones porque no es tan alto, caminar a su lado es mejor que un par de zapatos. Está bien si no puede estar conmigo todos los días, un mensaje de te extraño o una llamada ayudarán a acortar la distancia.

Tal vez suena fantasioso, pero no quiero conformarme con alguien que simplemente me quiere, quiero a un loco enamorado de mí. Porque eso quiero ser yo, una loca enamorada de ti.