Colaboración por Karla Rodríguez Cruz
Soy un torbellino de aventuras, entre lo que fui y lo que soy. Amante de los libros y apasionada cuando de escribir del alma se trata. Blog

Estar solo es estar rodeado de compañía, pero igual sentir eterna soledad.

Es cierto que todos en algún momento de nuestras vidas nos encontramos más abajo que arriba. Puede que este sea tu caso, puede que nunca lo hayas experimentado, pero te aseguro que en algún momento pasará. He estado miles de noches en esta cama, he pasado largos fríos y otros tantos desiertos en mis pesadillas, pero no fue hasta que me enamoré que conocí la verdadera soledad. Esa que duele aún cuando a tu lado tienes a alguien, esa que duele igual a las tres de la tarde que en la madrugada. Aquella soledad que sólo una persona es capaz de iluminar. Al principio no creía nada de esto posible, creía que sólo era un mito más…. Hasta hoy, hasta vivirlo.

Sólo necesitas de alguien, de una mano, de una sonrisa que pueda decirte y hacerte sentir que esa soledad sólo existe en tu cabeza. Estar solo es estar rodeado de compañía, pero igual sentir eterna soledad.

Después de haber recorrido estos largos meses, tengo que aceptar que la soledad es mi mejor amiga, que la oscuridad me agrada y que el dolor que llevo en algún momento acabará. Pero esta soledad que conocí jamás me daré el gusto de compartirla con alguien más. Porque durante este tiempo es la única que ha sabido levantarme y sobre todo es la única que conoce mi realidad. 

No es dolor el estar solo, es costumbre y sobre todo memorias. En mi libreta no caben mas versos, en mis ojos ni una lágrima más… ya no soy una persona normal, ahora soy alguien que padece de algo más.. del síndrome de la soledad. De la única soledad que me abraza mejor que sus mentiras y demás.

Amáte, ama tu soledad y esas largas ganas de acabar con lo demás. Esos segundos que duran horas, pero después sólo se van. Aprende a vivir con el insomnio de ti mismo/a. Porque en la soledad se aprenden muchísimas cosas y una de ellas.. es que se aprende a amar de verdad.