Colaboración por Don Gato
Odia todo y a todos. Vive para exigirle mimos a su dueño y para ver películas o series. Hace críticas y se cree mejor que cualquiera.

Un hombre gorila que ataca a los comensales de una gala. Escenas chocantes como esta hacen de esta película una para pensar y admirar.

En “The Square”  Christian es curador de un museo de arte contemporáneo, un hombre educado de clase social acomodada que maneja un auto eléctrico y apoya las causas nobles. Su discurso es liberal pero siempre manteniéndose dentro de los límites moralmente correctos. Superficialmente todo se ve bien, hasta que comenzamos a ver una serie de acontecimientos que nos van mostrando el verdadero carácter del protagonista, quien a su vez, se transforma en un reflejo de nuestra sociedad actual. 

Youtube

Ruben Östlund, el director de la cinta ganadora en Cannes, usa es filme para expresar sus propias inquietudes sobre el comportamiento humano tocando temas como el prejucio social, la confianza, lo moralmente correcto y la libertad de expresión a través de una sátira del mundo del arte. 

Youtube

En la escena que nos da la razón y el tono al resto del filme, Christian es sorprendido en la calle por una mujer que grita como desesperada. Después de un acto heroico donde el hombre cree haber salvado a la mujer, se da cuenta de que le han robado la billetera. Al darse cuenta el curador del museo junto a su asistente, trakean el celular hasta encontrarlo en un edificio de un barrio pobre. Como no saben en qué departamento está el ladrón deciden tirar una carta amenaza en cada uno. El ladrón devuelve las cosas intactas, el problema no es él, si no otro de los inquilinos que ha sido acusado de ladrón y que exige una disculpa por eso. 

Youtube

Esta es una de las historias que sigue el filme y que develan los lados más oscuros del personaje principal. También vemos su encuentro amoroso sexual con una periodista y  su papel como curador en el museo.  Es esta última línea dramática la que nos muestra quizás la mayor cantidad de escenas que parecen darle forma y significado al filme, como por ejemplo las escenas donde vemos la intervención “The Square”, una pieza de arte diseñada para probar la moral de los participantes, quienes deben tomar diferentes caminos en base a si confían o no en la gente.

Youtube

Con esta comedia de toques serios, Östlund pone sobre la mesa el sentido de comunidad. Nos hace preguntarnos cómo estamos actuando los unos con los otros, qué papel juega la confianza y la desconfianza en nuestros prejuicios sociales y de si realmente sirven de algo las intervenciones artísticas de los grandes museos. 

Youtube

Puede parecer confusa la inclusión de la escena de un hombre que hace de gorila en una elegante cena de beneficio y que está tan metido en su rol que se sale de control y ataca a los comensales. Lo mismo puede suceder con la escena de las cheerleaders quienes confían sus vidas las unas en las otras al ser levantadas por el equipo. Y sí, es cierto algunas escenas parecen fuera de lugar, pero es gracias a estas que llegan más claros los mensajes del director hacia su audiencia.

Youtube

A través del recurso del shock, mostrándonos imágenes tan potentes como extrañas , Östlund, nos provoca y nos hace pensar.

Youtube

Finalmente “The Square”, es una pieza de arte en sí misma, a través de la cual Östlund expresa su opinión con respecto a ciertos temas. Usa como base una trama, pero se toma las libertades para introducir escenas, conceptos, y frases del guión que pueden no tener ninguna relevancia en la historia, pero sí para lo que quiere expresar.  

Youtube

Probablemente no será un éxito comercial, pero pocas veces vemos obras así de sustanciales en el cine ¿no?