Algunas para enseñarnos a no ser como ellos, otras para apoyarnos en ciertos momentos y otras para darnos todo su amor.

Según la Real Academia Española reemplazar es: “sustituir algo por otra cosa, poner en su lugar otra que haga sus veces”. Y  creo que está bien, sin embargo es una palabra que se puede utilizar en el ámbito laboral, no en el sentimental o personal. ¿Por qué?

Porque en “teoría” tu amabas a una persona, tenía ciertas cualidades que l@ hacían únic@, y  como podrías reemplazar alguien que es único. Si logras reemplazarl@ significa que realmente no le querías.

Al reemplazar a alguien únicamente estás llenando ciertos requisitos que las personas deben cumplir para llenar tus expectativas de pareja, lo cual está mal porque no es una plaza laboral lo que estás buscando. Una relación es ver una persona imperfecta, completamente perfecta para ti.

Y no estoy diciendo que hay que pasar llorando el resto de nuestros días a esa persona, sino que superarla. Al superarla estamos conscientes de las cosas buenas y malas de la persona y de nuestra relación pasada, somos capaces de aceptar también nuestros errores y de esta forma ayudar a que nuestra próxima relación sea más placentera.

Creo que todas las personas que pasan en nuestra vida pasan por alguna razón, algunas para enseñarnos a no ser como ellos, otras para apoyarnos en ciertos momentos y otras para darnos todo su amor. Sin importar que tipo de ex pareja tengas, creo que todos son irremplazables, ya que todos te enseñaron algo por más mínimo que sea. Ojo, dije irreemplazables, no indispensables.