Colaboración por Marice Cárdenas
Amante de la música, soñadora, me encanta hacer feliz a las personas de mi alrededor.

El sufrimiento es opcional.

La vida está llena de retos, incluso puedo decir que a los seres humanos nos gusta eso, los retos, lo nuevo, lo desconocido. Dicen que una persona se enamora de otra cuando no la puede tener y sí, quizá tengan razón. Pero más que eso el amor es una decisión, es algo que un par de personas deben mantener, luchar por seguir, el amor no se trata de emociones, se trata de decir todos los días sí a esa persona.

El amor de tu vida no es el que está y se va, el amor de tu vida es el que se mantiene a tu lado a pesar de todos y todo, el que no te cambia porque alguien más llegó, es el que a pesar de tener muchas tentaciones te sigue eligiendo a ti. El amor es radical, inquebrantable, único. Es por eso que he decido comenzar a valorar la mujer que soy.

Habemos mujeres que en realidad sabemos amar, sin esperar nada, bien dicen, el amor todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta pero eso sólo pasa cuando es un trabajo de dos y no de uno. Prometí tantas cosas, entre ellas nunca dejarte, pero soy una mujer que lo merece todo porque yo no sé dar las cosas a medias, lo mío es todo o nada, las mujeres como yo cuando amamos, amamos hasta los defectos, pero cuando dejamos de amar, lo hacemos para siempre, nada puede detenernos ya que sabemos que ahí no está nuestro camino.

Podrán haber muchas mujeres que te deslumbren, muchas nuevas ideas, muchos cuerpos o incluso sentimientos, lo nuevo nos atrae. Tu forma de amar no es igual a la mía, tú amas a ratos, por eso decido irme, ir y ser libre, liberarme de amores baratos, amores que al final del día sólo eso darán, un momento. Es difícil dejar a alguien, más cuando quieres a una persona con todo el corazón, pero me he detenido a pensar si en realidad quiero eso para mi vida. Es algo que duele en el alma, sin embargo cuando creces aprendes que esto sólo es un golpe de suerte.

Cada uno de los chicos que no te quisieron o valoraron lo suficiente, ten por seguro que te llevarán al hombre de tu vida, a ese que luche por ti a capa y espada, ese que te regale sus mejores sonrisas, ese que cuando te termine de besar tenga una gran sonrisa, ese que se juegue un todo o nada por ti, pero eso sólo depende de la decisión, tú decides si te quedas con un amor de ratos o te quedas con un amor inquebrantable. Algo que sí te puedo dar como último consejo es que el sufrimiento es opcional, tú decides si lo alargas años o lo paras y le sigues caminando.