Por Javiera Oliden
Publicado el 18 abril, 2018

Lo has estado haciendo mal desde siempre.

Si amas la pasta y haces alguna de estas cosas, deberías pedirle perdón de rodillas. Y a tu paladar, porque resulta que aunque creíamos que eran cosas muy inocentes, en realidad hacen que no quede tan buena como podría ser. Así que presta atención y corrige tu actuar, para disfrutar de la pasta perfecta, con estas las recomendaciones de Smithsonian Magazine.

1. La olla que usas es muy pequeña

Si usas una olla en que las pastas, sobre todo las más grandes como el espagueti no quepan bien, es más probable que se pegotee.


2. No le pones sal y le pones aceite

Puedes esperar a ponerle sal luego de que haya hervido, pero debes hacerlo antes de que pongas la pasta. Recomiendan ponerle más sal de lo que esperarías, como una cucharada por litro de agua, o hasta que “sepa como el mar”. Por otro lado, aunque muchos le ponemos aceite para que no se pegue, dicen que hacerlo tiene más desventajas que ventajas, ya que previene que la pasta se impregne de la salsa. Ahora bien, no hay problema si no la vas a comer con salsa.


3. Eres impaciente y pones la pasta en el agua apenas empieza  a hervir

La temperatura evita que la pasta quede blanda y pastosa. Por eso recomiendan esperar a que el agua esté hirviendo con grandes burbujas para ponerle la pasta, en vez de hacerlo a la primera burbujita que vemos.


4. No la revuelves

Inmediatamente luego de poner la pasta, debes revolverla. Y también debes hacerlo de vez en cuando mientras se cocina. Así evitas que quede pegajosa.


5. Vuelves a ponerle la tapa

https://www.instagram.com/p/BabIaaeHUsI/

O si la quieres dejar, asegúrate que quede levemente abierta, y así evitas que las burbujas se salgan de control.


6. Botas el agua

Si vas a hacer salsa, lo mejor que puedes hacer es guardar un poco del agua de los fideos para prepararla.


7. No pruebas si está buena en el momento adecuado

Recomiendan empezar a probar si la pasta está al dente un par de minutos antes de lo indicado por el paquete.


8. No la drenas inmediatamente

View this post on Instagram

Who wants wet #pasta? Not me.

A post shared by Jerrod Pfeffer (@teoprepus) on

Dejarla en el agua causa que su proceso de cocción siga, por lo que dejará de estar al dente. Esto no solo afecta el sabor, pero además se dice que la pasta al dente es más saludable que la sobrecocida.


9. Le pones agua fría

Si al drenarla además la enjuagas con agua fría, estás impidiendo que absorba bien la salsa y le quitas el almidón.


1o. La dejas en el colador

No solo hace que sea más pegajosa, si la vas a comer con salsa lo mejor es unirlas lo antes posible.

¿Haces alguna de estas cosas cuando cocinas pasta?

Puede interesarte