Por Teresa Donoso
9 junio, 2016

De haberlo sabido antes…

Ponerse a dieta debe ser una de las cosas más traumáticas que nos hacemos a nosotros mismos. Miramos con ansías toda papa, arroz, pizza o pasta que se nos pase por delante y nos tratamos de recordar que la lechuga es nuestra amiga y que le hace bien a nuestro cuerpo. Pero la verdad es que el peor error que cometemos es comer comida insípida y aburrida: nadie puede vivir así. Eso sí, comer saludable no tiene que ser aburrido ni terrible, y una vez que te das cuenta de eso encuentras la fórmula mágica para conseguir eso que todos quieren: comer bien, sentirte bien y disfrutar tu almuerzo y cena como si no hubiese mañana.

Si estás harto de la lechuga y listo para ver otras ideas, esto es para ti.

1. Esta pizza se ve como cualquier otra y sabe como cualquier otra, pero su base tiene un secreto que le resta calorías y gramos de carbohidratos (ver receta)

Thermomiss
Thermomiss

¡La base es de coliflor! Y ni siquiera podrás adivinarlo cuando lo pruebes.


2. Esta ensalada de garbanzos NO es pura lechuga y te dejará feliz y satisfecho por muchas horas (ver receta)

Mamás Latinas
Mamás Latinas

Hora de descubrir el poder de las legumbres.


3. Las berenjenas son excelentes a la hora de reemplazar los carbohidratos en lasañas, empanizados y un montó de otras recetas (ver receta)

Recetas La Masía
Recetas La Masía

Aquí te dejamos algunas opciones.


4. Este helado de banana y frutilla es natural, sin aditivos, saludable y bajo en calorías 🍌 (ver receta)

Umbrale
Umbrale

Ah, y en caso que te interese saberlo, es apto para celíacos y veganos.


5. Si quieres evitar las masas, usa tomates como base para hacer pequeños quiches o tartaletas saladas (ver receta)

Cuuking
Cuuking

Se parecen a los tomates rellenos pero son aún mejores.

¿Cuál es tu favorita? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte