Por Nicole Lavanchy
1 junio, 2016

¡Sí, se comen! Y son deliciosas.

Seguramente, muchos de ustedes no sabían que las hojas de la zanahoria eran comestibles. No los culpo, yo hasta hace poco tampoco lo sabía. Y es que antiguamente la zanahoria era cultivada para extraer sus hojas y semilla, no por la raíz, ¿pueden creerlo? Eso nos habla de que este “tallo” es en realidad delicioso y también nutritivo. De hecho, es rico en minerales, vitaminas, proteínas, potasio y calcio. 

Eso sí, como con cualquier otro alimento, hay personas que pueden presentar alergias. Además, es importante reutilizar sólo las que se hayan adquirido en un cultivo orgánico, ya que al ser una parte que no se consume regularmente, podría tener pesticidas o sustancias tóxicas cuyos cultivadores “rociaron” sin preocupaciones por no hacerlo directo a la raíz.

Así que ya saben, tomando las precauciones pertinentes, pueden hacer muchas cosas con las hojas; aquí se las detallamos:

1. Como aliño para ensaladas

Picada en trozos mínimos con mostaza, sésamo, miel y aceite. Esa es sólo una idea, puedes combinarla con lo que quieras, pero para que adquiera consistencia líquida el aceite es imprescindible.


2. Como “pesto”

Machacarla o picarla igual que la albahaca. Agregar aceite de oliva, nueces molidas y crema de leche.

vegetables-1067269_960_720 2
Pixabay

3. Como perejil

Picada en trocitos con ajo, para agregar a caldos, a carnes o a otras verduras como el tomate.


4. Como ensalada

Mezclada con otras hojas verdes como lechuga, albahaca o rúcula.

carrots-731435_960_720 2
Pixabay

5. Como aliño de sopas o guisos

Como una más de las hierbas que se agregan a estos platos.


6. Como infusión

Ideal para desintoxicar. Hacerla igual a cualquier otra infusión con hierbas; mezcla agua hirviendo con un montón de hojas.


7. Como ingrediente para batido verde

Ahora tienes un ingrediente más para tu batido. La hoja de zanahoria le dará un sabor único, además de frescura y clorofila.

Puede interesarte