Por Andrea Araya Moya
30 mayo, 2016

¡Ahora sabrás qué hacer ante una emergencia culinaria!

¿Te ha pasado que estás cocinando y, de pronto, algo sale mal y no sabes cómo salvar tu comida? Apostaría a que sí, porque a todos nos ha pasado alguna vez y las razones son miles. Sin embargo, aunque no lo creas, hay ciertos trucos y técnicas sencillas para salvar tus recetas para que no tengas que deshacerte de ellas y comenzar todo de nuevo. Te salvarán de más de algún apuro y ya no sentirás ese temor a arruinar un buen plato. Pruébalas, no te arrepentirás.

1. Neutraliza la vinagreta muy fuerte

Le añadiste vinagreta a tu ensalada y luego notaste que te quedó demasiado fuerte. Lo que puedes hacer para neutralizarla y hacerla más agradable es agregarle un chorro de miel. ¡Te encantará!


2. Despega la tortilla con mantequilla

Si estás preparando una tortilla, española o la que sea, y de pronto se te pega en el sartén, entonces levántala cuidadosamente en un costado y desliza por debajo un poco de mantequilla. Luego mueve el sartén en forma circular para esparcir la mantequilla por el resto de la base. ¡No se pegará más!


3. Arregla el guiso demasiado salado

Si estás preparando un guiso y, de pronto, notas que le añadiste demasiada sal, no te alarmes, pues la solución es muy simple. Lo único que debes hacer es tomar una patata y cortarla en rodajas gruesas. Luego añádelas a tu guiso. La patata absorberá el exceso de sal. Después de 15 minutos cocinando a fuego lento, retira las rodajas de tu guiso, ¡y listo!


4. Si te quedaste sin manga pastelera, usa una bolsa

Si te quedaste sin una manga pastelera y necesitas distribuir el merengue para decorar tu pastel, entonces puedes usar una bolsa de plástico. Toma la bolsa y córtale una de las esquinas inferiores, luego úsala tal como si fuese una manga.


5. ¿Mayonesa cortada? ¡No la botes!

Si se cortó la mayonesa casera que estabas preparando simplemente debes tomar un recipiente nuevo, añadirle un huevo y un poco de la mayonesa cortada. Con una batidora, y sin moverla, bate la mezcla hasta que emulsione. Luego ve poco a poco añadiendo el resto de la mayonesa cortada.


6. ¿Macarrones demasiado cocidos? ¡Usa hielo!

Me encantan las pastas al dente, pero a veces me paso del tiempo de cocción y quedan demasiado cocidas para mi gusto. ¿Cómo se soluciona? Simple, detén la cocción con hielo y agua en proporciones iguales. Escúrrelos y úsalos en una ensalada fría. ¡No los botes si quedan demasiado cocidos!


7. Prepara bien la salsa Bechamel

Evita que se formen grumos mientras preparas tu salsa bechamel revolviendo constantemente con una cuchara de madera. Si se forman los grumos, entonces bate la salsa antes de usarla en un plato, así quedará con la textura ideal.