He probado muchas cervezas en mi vida. Estoy lejos de poder considerarme una experta, pero la verdad es que mis favoritas son las rubias, bastante suaves, con un toque dulce o ahumado, y por supuesto… tiene que estar muy helada. Tengo claro que si le pregunto a un macho alemán me describiría todo lo contrario. El preferiría una cerveza negra, muy amarga y llena de espuma, para quedar con todos los bigotes salpicados de sabor.

Hay miles de sabores, colores, texturas, grados de alcohol y culturas que las hacen únicas. Pero si quieres enterarte realmente a qué se debe la principal causa de sus diferencias, tienes que ver el video a continuación y aprender un poco más sobre la química de esta bebida tan popular.

httpv://youtu.be/BI-XkkHmzK4

Original 

Puede interesarte