Por Camilo Fernández
22 marzo, 2018

Por esto es que a las 11 am ya estás pensando en el almuerzo.

Si esta mañana te serviste cereales al desayuno, mañana lo pensarás dos veces si repetirlo. Al parecer, hemos vivido engañados y esta alimentación matutina no es para nada buena, y tampoco saludable como pensamos en algún momento. Menos si te comes cinco tazones para quedar satisfecho.

Lo primero que hay que destacar es que los cereales convencionales no nos están quitando el hambre. Después de comerlos, seguimos por un yogurt, una barra de granola, tostadas o lo que venga.

Una de las principales razones según la nutricionista Chelsea Amer de esto es que los cereales azucarados carecen de los aspectos buenos que nos dejan satisfechos.

“No tienen la proteína y fibra, dos nutrientes que nos mantienen llenos por un mayor periodo de tiempo”, dijo la especialista. “En los cereales más populares, un tercio de los ingredientes son un tipo de azúcar”.

Es sabido que el azúcar procesada se comporta como la droga. Siempre queremos más de ella. La publicación “Adicción al azúcar: ¿es real? un resumen narrativo” describe este polvo blanco como tan poderoso como para ser un portal a otras substancias, como el alcohol.

Consumir azúcar produce un efecto similar al de la cocaína, modificando la actitud del sujeto, posiblemente a través de su habilidad de inducir placer y un sentimiento de recompensa, el cual lleva a la búsqueda de más azúcar o productos similares”, explican los autores.

Pixabay

Es por esto que consumir cereales permanentemente hace que tu cuerpo lo único que quiera es seguir consumiendo y a las 11 am ya estés pensando en el almuerzo.

Sin embargo, no todo está perdido con este alimento. Hay algunas marcas que ofrecen cereales solo con azúcar natural y sin nada adicional.

La especialista dice que lo azucarado solo es malo cuando no está balanceado con los alimentos buenos, que todos sabemos cuáles son. No tenemos para qué hacernos los tontos.

NBC

En todo caso, según L.A. Times, el cereal es menos popular que hace 20 años, en parte por las alternativas más saludables y por su precio elevado.

La misma nutricionista Chealsea Amer señaló que desayunar pizza es mejor que un tazón de cereales con leche debido a la cantidad de azúcares, obteniendo la misma cantidad de calorías, pero más proteínas de la pizza, “lo cual aporta más energía y una mayor sensación de saciedad durante la mañana”.

Eso sí, esto no es una recomendación, es una advertencia para que nos demos cuenta de que los cereales no son lo que creíamos. Un desayuno saludable sería consumir avena, cosas integrales, frutas y proteínas (yogur, pechuga de pavo, queso fresco).

Puede interesarte