Por Fernanda Peña
17 Abril, 2017

¿Qué es lo que les gusta tanto de este plato? Es pescado en estado putrefacto.

Es un plato tradicional de Egipto. De gusto salado y maloliente. El feseekh es no es otra cosa que un pescado fermentado, que por su fama de ser letal ha despertado las alarmas de las autoridades sanitarias a lo largo del río Nilo.

#pyramid #giza #elcairo #egypt #passion #passione #sunset #sunshine #sky #sand #cheope #chefren #micerino #love.

A post shared by •Corina Spiotta• (@corina_spiotta) on

Se dice que su origen se remonta a 100 años atrás, cuando un hombre llamado Mohamed Shaheen llegó a la ciudad de El Cairo desde Minya y lo comenzó a vender bajo el nombre de feseekh. El hombre ganó fama con su exótico platillo y creó un restaurante legendario en el centro de la ciudad.

Miriam Berger

Ahora, el restaurante de tradición familiar continúa existiendo en la zona Bab el-Louq de El Cairo, sirviendo -entre otras especialidades del mar- este pescado maloliente. Pero a raíz de su fama, han surgido otros lugares en la capital de Egipto que dicen vender el tradicional feseekh. Y es allí cuando los comensales deberían tener cuidado…

El famoso pescado se sirve con pan marrón, aceite, limón y cebolla, para suavizar su gusto.

#my #design #feseekh #sham #elneseem #salted #fish

A post shared by Raghda (@raghdaelsaeed) on

El feseekh ha sido el plato más vigilado por las autoridades sanitarias desde que en 1991 El Cairo registró 18 muertes por comer este plato. Desde entonces, este pescado causa amor y odio entre los comensales.

“No me gusta, pero lo como”.

-expresó Emad Iskander, un ciudadano que consume sólo feseekh de la familia Shaheen.-

“Algunos egipcios dicen que no lo comen porque es de [Egipto] y lo consideran bee’a (de clase baja). Ellos quieren actuar más como extranjeros. Pero sé que lo comen de todos modos”.

-ultimó.-

La receta es simple, pero cualquier falla en el procedimiento puede ser letal:

Un pez borai (también conocido como mújol o salmonete) se pone a secar al sol, y luego se lleva a una cubeta de madera con agua salada. El pez se mantiene allí durante 45 días y la sal es -supuestamente- el factor clave para su fermentación adecuada.

Al término de los 45 días, se obtiene un pescado de aspecto poco sospechoso en el exterior, pero de color gris en el centro. Con un hedor particular que prácticamente explota en la boca. 

#fesekh

A post shared by Mohamed Mandour (@mandourr) on

La principal preocupación está en la bacteria del botulismo, que se hace presente en los pescados minutos después de muertos. Los síntomas de una intoxicación por botulismo son náuseas, parálisis y a veces hasta la muerte.

دة ربيع ما يعلم ب الا ربنا #Goodmorning #feseekh #renga #basal واللة المستعان

A post shared by kamal El Debieky (@kamaleldebieky) on

Dado que la situación económica en Egipto se hace cada vez más dramática, muchos comensales han optado por elaborar el famoso pescado en casa, con la ayuda de tutoriales en Internet. Suelen dejar el pescado en remojo en el agua salada durante más de un mes y lo agitan una vez a la semana.

“Para hacer el feseekh se necesita paciencia, pero la comida hecha en casa es mejor”.

-insiste Ahmed (quien no quiso dar su apellido a la BBC).-

Muchos de ellos ignoran que comer un feseekh mal preparado es, literalmente, desafiar a la muerte.