Por Camilo Fernández
12 marzo, 2018

Quiero destruir los 98 con mi boca. No soporto tanta perfección.

Que tenga buen sabor no es lo único. La presentación de cada alimento es fundamental. Y entre más bonito, más me lo quiero echar a la boca. Da lo mismo lo que sea. Destruir la perfecta construcción de una comida en la boca es un placer innegable. 

Los artistas holandeses Lernert y Sanders llevaron esto a tal nivel, que genera una ansiedad impensada.

Lernert & Sander

Cortaron 98 alimentos crudos en cubos perfectos de 2.5 centímetros cada lado, creando una impactante y tentadora pantalla geométrica.

Es tan simétrica, que da para pensar que es falso. Pero no.

Lernert & Sander

La obra se titula “Cubes”y fue hecha simplemente con cortes de máxima precisión y sin ninguna edición digital de por medio.

Lernert & Sander

Hay cubos de salmón, kiwi, atún, col, mango, pollo, sandía, entre otros que de solo verlos me dan ganas de mascarlos. 

Puede interesarte