Por Teresa Donoso
2 Mayo, 2017

No digas que nadie te lo dijo.

Yo creo que a todos nos ha pasado más de alguna vez: compras tomates, los olvidas y los encuentras unos días después comenzando el nada placentero proceso de descomposición. Luego los tomas y, con tristeza, los botas, sabiendo que podrías haber preparado muchos platillos y sándwiches increíbles con ellos.

Pero detente ahí mismo, que no todo está perdido. Así lo descubrió un hombre que, según Shareably, decidió usar sus tomates pasados para conseguir más tomates.

Lo único que tuvo que hacer fue cortarlos en cuatro….

Y ponerlos en una maceta con tierra fertilizada.

Posteriormente, espolvoreó un poco de la tierra sobre los pedazos de tomates. Según su tutorial, después sólo queda regar con un poco de agua cada ciertos días.

En dos semanas tendrás algo como esto:

YouTube

De aquí sacarás las matas que sean más grandes, pues ellas son las más fuertes y las que tienen más posibilidades de sobrevivir. Lo que harás será plantarlas en otra maceta.

Y obtendrás algo como esto:

YouTube

Allí las dejarás crecer hasta que estén lo suficientemente grandes para convertirse en una mata que, eventualmente, pueda dar tomates.

¿Quién iba a decir que era tan simple? Bueno, no por nada dicen que la naturaleza es sabia.