Por Vicente Quijada
13 marzo, 2018

Ha sido utilizada por miles de años en la medicina tradicional china e india.

A pesar de que para algunos puede tener un sabor algo fuerte y desagradable, no hay dudas de que la cúrcuma es una especia apreciada, en especial por sus cualidades medicinales, o por darle el sabor al curry. No por nada es un ingrediente obligado en la medicina tradicional de países como India y China. 

Pero, ¿qué contiene esta planta que la hace tan milagrosa?

Chinh Le Duc

Conocidas son sus propiedades a la hora de tratar desde problemas en la piel, heridas y cortes, hasta problemas gástricos, pulmonares y musculares. Y todo ello gracias a ciertos componentes que contiene esta especia.

Uno de ellos es la curcumina, un fuerte antioxidante, antimicrobiano y antiflamatorio, que ha mostrado sus beneficiosos efectos a la hora de tratar problemas estomacales, celulares y de inflamación muscular. 

Por ejemplo, tomar 200 miligramos de cúrcuma de manera regular puede ayudar a reducir los síntomas de la artrosis.

Green Kitchen Stories

Por otro lado está la turmerona, un elemento bioactivo que ayuda a mejorar las funciones del cerebro y repara las células, lo que es beneficioso en el tratamiento del Alzheimer.

Pero seguro ya conocías a la cúrcuma por otra función: la de sanar los resfriados. Y tan sólo usando 100 gramos de miel orgánica, y una cucharada de nuestra especia favorita, podremos crear un potente antibiótico, la famosa “miel de oro”.

Hans Vivek

Para ello deberás mezclar los ingredientes antes descritos en una fuente, y tomar, a cada hora, media cucharada de la infusión. Y no de cualquier manera, si no que dejando que esta se “derrita” en tu boca antes de tragar. Puedes mezclarla con el té o la leche también.

Al día siguiente toma cada dos horas, y el tercero, sólo tres veces en el día. Y así estarás sano en un abrir y cerrar de ojos. Gracias por tanto, cúrcuma.

Puede interesarte