Por Fernanda Peña
18 Mayo, 2017

Esto literalmente transformará la manera en la que vienes preparando el desayuno. Ya no serás más un “Idiot sandwich!”.

Parecía muy fácil tomar unos cuantos huevos, ponerles sal, revolverlos y tirarlos al sartén. Pero bastó ver un video legendario de Gordon Ramsay y para darnos cuenta de que, desde el principio, lo hemos estado haciendo todo mal.

Si bien es cierto que existen un millón de recetas para alternar el sabor de los huevos revueltos, hay algo que ignorábamos por completo, y es, la textura correcta que deben tener estos huevos. Por eso, vale la pena que tomemos esta técnica del chef Ramsay para obtener unos huevos más voluminosos, con un sabor excepcional.

Pero vámonos al principio…

Donde Ramsay aprendió esta valiosa técnica.

“Después de entrenarme en Londres, quería ser francés, así que fui al lugar de nacimiento de toda la cocina. Recuerdo haber visto este increíble plato con huevos revueltos y erizos de mar. Probé el erizo de mar a través de los huevos revueltos… y ellos remataron con caviar. Pensé que era salvaje. Yo nunca habría puesto un erizo de mar en huevos revueltos. Pero la textura era simplemente increíble. Los hizo mucho más cremosos. Pensé: ‘¿Qué era más accesible a la persona promedio en casa haciendo huevos revueltos?’ -Yo sabía que la crema fresca, y perfeccioné la técnica en Francia haciendo los huevos revueltos a la orden, de pie en el restaurante de Guy Savoy, cuando era un niño de 22 años”.

Sin embargo, la crema fresca no es la única novedad en esta receta. De hecho, son ocho pasos que, te aseguro: valdrán la gloria.

1. Sé generoso, son tres huevos los que debes poner en la cacerola

Anna Monette Roberts

“Algo importante: nunca les pongas sal, antes de empezar a cocinarlos. La sal literalmente diluye la albúmina de los huevos y también puede otorgarles un color grisáceo. Rompe los huevos y nunca los batas antes. En la cacerola son tres huevos, con mucha mantequilla”.


2. Revuelve suavemente con una espátula de goma, sobre un “calor generoso”

Anna Monette Roberts

Lo ideal es que el fuego esté medio-alto pero lo que vas a hacer es retirarlos cada 20 segundos del fuego, y en una superficie plana, sigue revolviendo. A los siguientes 20 segundos, lleva la cacerola al fuego, de nuevo.


3. Los huevos comenzarán a tener un aspecto aterciopelado

Anna Monette Roberts

Aquí está la razón por la que valía la pena no revolverlos desde un inicio.


4. Comienzan a compactarse

Anna Monette Roberts
Anna Monette Roberts

“Para mí al cocinar huevos revueltos hay que ralentizar el proceso. Claro, porque puedes acelerar el proceso, pero terminarás cocinándolos demasiado rápido y ¡No todos sabemos los males de los huevos revueltos, gomosos y secos!”.

 

 


5.Paso final 2 de 3

Anna Monette Roberts

Cuando se haya sacado y regresado al fuego entre cuatro y cinco veces, los huevos comenzarán a parecer una cuajada muy suave. es hora de sacarlos del calor y ponerles sal y pimienta. ( y los huevos ahora se asemejan a la cuajada muy suave, sacarlos del calor! Ahora, es hora de agregar una generosa pizca de sal y la pimienta.


6. Ahora sí, estamos listos para el ingrediente secreto

Anna Monette Roberts

Después de la sal y la pimienta viene la parte clave para Gordon Ramsay:

“una cucharadita de crema fresca para disminuir la temperatura”.

Ojo, porque dicen que aquí está la magia.


7. Revuelve hasta el final

Anna Monette Roberts

Aquí es la parte donde pones el cebollín, el salmón o las hierbas que desees agregar. Y aquí hay una sugerencia de Ramsay:

“He hecho crema fresca y algas picadas en huevos revueltos, y ha sido lo más parecido al erizo de mar”.


8. Otra parte clave: servir los huevos encima de pan recién tostado

Anna Monette Roberts

Sigue el paso a paso, después te los sabrás de memoria. Una vez que los aprendas, podrás presentarte a Hell’s Kitchen y ser digno de mirar a Gordon Ramsay a los ojos, sin miedo a ser un “¡idiot sandwich!”.

¡De nada!