Por Pamela Silva
15 marzo, 2018

Después de esto, es imposible pensar que algo que yo cocine sea tan malo.

Quién no ha visto alguna vez esos programas donde preparan pasteles maravillosos, hermosos, gigantes, mecánicos y que realmente da una pena tremenda tener que comer porque son una verdadera obra de arte. Obvio que todos, el que esté libre de pecado que lance la primera piedra.

Pero eso no significa que seamos buenos haciendo pasteles, porque para la mayoría si lo intentáramos este seria el resultado:

Netflix

Y como en este mundo no la mayoría somos pésimos pasteleros a los que nos genera cierto placer ver pasteles horrendos, Netflix creó un show especialmente para nosotros.

“La intención es lo que cuenta” es un programa del servicio de streaming que celebra los pasteles horribles, mientras más feos, mejor.

Netflix

En el programa participan diversas personas que tienen algo en común: son tan groseramente malos para la repostería que tienen que replicar pasteles hechos por profesionales.

Como podrán imaginar los resultados son muy interesantes. Por decir lo menos.

Netflix

El primer reto es sencillo, pequeños pastelitos bastante “simples” que tienen que replicar y que obviamente, nunca salen como al chef que hizo el original (esa es la gran gracia del programa).

Así que suceden cosas como esta:

Netflix

O como esta:

Netflix

Y así hasta el infinito:

Netflix

Tienen una hora para hacer estos pequeños postres, que es demasiado poco tiempo para personas que en su vida han hecho un bizcocho o manipulado fondant.

Netflix

Además, les dan la libertad de improvisar con los materiales que usan, lo que sólo significa mucho más desastre del que podrían haber pensado originalmente.

Ahora, después del primer reto viene el más complejo: Replicar un pastel. Y por supuesto, los desastres son aún más colosales que en el primer desafío porque si es dificil hacer un pequeñito pastel, una torta gigante es imposible.

Esto es lo que pasa:

Netflix
Netflix

Y esto:

Netflix

Junto a esto:

Netflix

Este no es taaaaaaaan feo como el resto.

Netflix

Así que, ¿qué estás esperando para ir a ver este programa? Porque después de esto, es imposible pensar que algo que yo cocine sea tan malo.

Puede interesarte