Por Teresa Donoso
18 Abril, 2017

Haz click bajo tu propia responsabilidad.

Para muchos es imposible comenzar el día sin una buena taza de café. De hecho, para algunos es IMPOSIBLE llegar a funcionar como un ser humano normal sin inyectar un poco de cafeína en su cuerpo. Para otros, como yo, lo genial del café es el ritual de prepararlo, servirlo y ver la taza humeante llena de color.

Lo mejor es que esta bebida puede ser disfrutada de diferentes maneras: helada, caliente, con leche, con hielo, con crema, con helado… en fin, las posibilidades son muchas.

Aunque probablemente la única posibilidad que aún no se te ocurría era… ¡El café sin color!

Sí, tal cual, un café que parece agua (porque, ya sabes, a los humanos se nos ocurre inventar esas cosas).

Según la compañía que creó el producto, llamada CLR CFF y liderada por David y Adam Nagy, parte de su motivación partió del hecho de que muchas personas querían un café que no les manchara los dientes. Así se lo comentaron a la revista británica Standard:

“Bebemos mucho café. Como muchas otras personas que beben café, tenemos que lidiar con las manchas en nuestros dientes. No había nada en el mercado que se ajustara a nuestras necesidades, así que decidimos crear nuestra propia receta”.

Así fue que crearon este café que casi parece agua, y que viene en una pequeña botella muy conveniente. Quienes lo han probado aseguran que tiene el sabor de un espresso helado.

En cuanto al proceso, David Nagy lo describió de esta forma a Buzzfeed:

“Procesamos los granos de café una semana después del tostado. La producción dura cerca de tres horas”.

Además, aseguró que la bebida no contiene preservantes, endulzantes ni sabores artificiales.

Actualmente el café está disponible en Reino Unido, aunque también se pueden hacer compras a través de su sitio web. Así que si quieres revisar si los envíos llegan a tu país, no dudes en hacer click.

Lo que es yo, creo que me daría demasiado miedo confundir la botella con agua, terminar bebiendo dosis de café demasiado altas para mi sistema y morir de una migraña.

¿Lo probarías? ¡Cuéntanos!

Te puede interesar