Por Teresa Donoso
23 abril, 2018

A menos, claro, que seas un millonario.

La fruta es parte esencial de la alimentación de muchos y los doctores se la pasan recomendándonos que comamos al menos tres porciones cada día. Sin embargo, hay frutas tan especiales, raras y costosas que ni siquiera en tu vida entera lograrías comer tres porciones de cada una de ellas. Bueno, a menos que seas un multimillonario, pero no sé si alguien con tanto dinero querría gastar su dinero en comida como esta. A continuación te presentamos las frutas más caras y deliciosas del mundo… espero que no te tienten, de lo contrario, tu billetera comenzará a llorar y temblar de miedo.

1. Sandía densuke

Nero Di Cognaro

Es una sandía totalmente redonda y pesa cerca de 10 kilos. Son extremadamente raras porque sólo crecen en la isla de Hokkaido en Japón y anualmente se siembran sólo 10.000. Su precio está cercano a los $6.000 dólares


2. Mango Taiyo No Tamago

Says

Según el portal Says, un par de estos mangos puede llegar a valer hasta $3.000 dólares y su nombre significa, literalmente “huevos del sol”. Son los mangos de mejor calidad del mundo y su dulzura es inconfundible.


3. Dekopon

iStock

Si amas las naranjas y mandarinas, entonces esta fruta es para ti. Se caracterizan por tener un tamaño similar a un balón de fútbol y tienen una forma redonda perfecta. Según el portal Lugares Insólitos, un pack de seis cuesta casi $80 dólares.


4. Sandías cuadradas

iStock

Vienen de Japón y lentamente ha sido exportada a más países del mundo. Pesa, en promedio, seis kilos y vale cerca de $800 dólares.


5. Manzanas Sekaiichi

Es.Wasa.Bi

Según Es.Wasa.Bi, estas manzanas son cultivadas en Japón y su nombre literalmente significa “la número uno”. Lo anterior no sólo se relaciona con su sabor, sino que también con su peso de casi un kilo. Una de estas vale casi $21 dólares.


6. Peras de Buda

Instructables

Las peras en forma de Buda son comercializadas usualmente en China y según el portal Lugares Insólitos cuestan cerca de cuatro dólares cada una. Por supuesto que estas frutas no crecen así de forma natural, lo que se hace es usar un molde que es puesto en las peras cuando aún son jóvenes para que, al recolectarlas en su madurez, tengan esta forma.

¿Gastarías dinero en una fruta tan costosa como estas? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte