Por Ghalia Naim
20 abril, 2018

Regla #1 escucha y conoce tu cuerpo.

La famosa gurú del Fitness Jillian Michaels ha ayudado a cientos de mujeres y hombres  en el arduo camino de la vida saludable y por eso acumula tantos fans en sus redes sociales. En su cuenta de Instagram postea tips sobre comida, ejercicios y los radicales cambios que ha motivado en varios de sus seguidores. En una nota publicada por el portal Self, la experta explicó cómo ha sido el proceso de cambiar vidas a través de sus programas de entrenamiento y reveló las 7 claves fundamentales para lograr la meta.

Para lograr una cuerpo saludable, lo primero es pensar saludable… Luego, cada músculo responderá.

Y claro, recordar que nuestros cuerpos sin únicos.

Estas son sus 7 claves:

1. No comas más de la cuenta… Eso incluye lo saludable

Los alimentos saludables tienen diferentes cargas calóricas y hay que saber distribuirlas. Si te alimentas de lechuga y ensaladas con bajos niveles de nutrientes, siempre tendrás hambre y terminarás comiendo más de lo necesario. Es fundamental mezclar bien los ingredientes para que logres comer entre tres y seis veces al día como máximo. De otro modo, tu organismo podría descontrolarse.


2. Cuenta tu calorías, pero no todo el tiempo

Es importante que cuentes calorías para que estimes lo que obtendrás en comparación a la actividad física que realizarás durante el día, no obstante, obsesionarse con el tema puede ser dañino y es que todas las personas pierden peso de manera diferente. Quizá, consumir menos calorías no será beneficioso para ti a largo plazo, debes escuchar a tu cuerpo y entender sus procesos individuales sin caer en comparaciones.

Biotrendies

3. Lee las etiquetas de los alimentos

Mientras más natural, mejor. Pero si vas a optar por alimentos procesados debes asegurarte de leer la etiqueta primero. Dependiendo de tus metas, el contenido del producto será beneficioso o no.

thinkstock

4. Sé consistente con el ejercicio

El cuerpo tiene memoria y si no eres constante con la actividad física este jamás se acostumbrará. Entonces, cada vez que te ejercites terminarás con terribles dolores musculares. Para que exista un cambio, hay que acostumbrarse a una rutina por más pequeña que sea.


5. Haz actividades que te acomoden

Todas las personas somos diferentes, por ende lo que le sirve a tu mejor amigo puede que no vaya contigo. Escoge actividades que te diviertan y con las que puedas conectarte con tus músculos y cuerpo en general. Recuerda que el hacer ejercicio no solo es beneficioso para el físico, sino que también para la mente.


6. Eleva la intensidad poco a poco

No te quedes en la intensidad del principio, ve aumentando un poco mientras ganas resistencia hasta que encuentres una rutina que te acomode en términos de tiempo y peso.


7. Identifica por qué estás haciendo el cambio

La vanidad es uno de los primeros rasgos que nos llevan a desear cambiar nuestra apariencia, pero a largo plazo no resulta ser el mejor motivo por el cual hacer esta revolución. Más allá de todas las metas personales que deseemos cumplir con un estilo de vida saludable, es imperativo comprender que cada esfuerzo debe hacerse para ayudar a cada célula de nuestro organismo a ser mejor.

¡Adelante!

Puede interesarte