Por Andrea Araya Moya
20 agosto, 2019

Ten mucho ojo con el pan y los huevos.

Uno de los electrodomésticos más útiles en el hogar es el microondas. Las personas suelen usarlo a diario para calentar lo que van a comer de forma rápida y sin ningún tipo de inconvenientes, o incluso cocinar alguna receta para microondas. Sin embargo, aunque es un artefacto muy útil y rápido, hay cosas que simplemente están diseñadas para introducir al microondas y otras que, por nada del mundo, debes poner ahí.

Pon mucha atención.

* Lo que sí se puede meter al microondas:

– Principalmente los recipientes que especifiquen en su base que pueden ser utilizados en microondas

Recipientes de vidrio

– Recipientes de plástico alimentario para cocinar

– Bolsas térmicas rellenas de semilla para aliviar dolores de espalda y cervicales

– Bolsas específicas para comida, como aquellas en las que se puede cocinar con condimentos

Por otro lado, según el portal Business Insider, hay cosas que nunca deberías meter al microondas.

Lisa Fotios

* Lo que no se debe meter:

1. Carnes:

Según el chef Mareya Ibrahim, sólo las carnes con alto contenido de grasa, como el tocino, sí son buenas para el microondas. Pero, las carnes blancas se secarán si intentas cocinarlas dentro del microondas y perderán todo el sabor.

Lo mismo aplica para las carnes rojas, pues nunca deberían cocinarse en este artefacto. Ni tampoco descongelarla, pues el calor acelera el crecimiento de las bacterias y la carne se descompondrá más rápido y afectará tu salud.

Fábio Bueno

2. Pizza o masas

Según Dave Anderson, chef y cofundador de Outstanding Foods, recalentar pizza o pan en el microondas destruye la textura y sabor de estos. Por eso terminas comiéndote una masa blanda y casi sin sabor.

Kaboompics .com

3. Mariscos

Según Ibrahim, cocinar mariscos en microondas puede provocar que estos se plastifiquen y queden con el mismo sabor y textura que un globo.

4. Huevos

Para Dana Murell, chef de Green Chef, poner huevos crudos en el microondas hará que estos exploten, debido a las altas temperaturas. Además, «nunca alcanzarán la calidad de una sartén».

pixabay

5. Vegetales

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los vegetales crudos pueden liberar chispas por los minerales que contienen. Incluso estas chispas podrían dañar el microondas. 

Pixabay

6. Metales

Nada de papel aluminio o utensilios de metal. Podrían provocar un incendio. 

7. Objetos de plástico, goma o poliestireno

«El proceso de calentamiento de gomas, plástico y poliestireno puede liberar toxinas como el bisfenol-A (BPA) en la comida, lo que no es una buena noticia», explica el chef Mareya Ibrahim. Más claro, imposible.

Por otro lado, tampoco te arriesgues a poner termos dentro del microondas. Lo puedes dañar o incluso provocar un desastre en tu hogar.

8. Papel

Las bolsas de papel, específicamente, son inflamables. Y algunas tienen tinta, lo que puede liberar toxinas cuando se calientan.

Luego de esta guía es recomendable que pongas ojo con lo que pones dentro de tu microondas. Más que nada debes cuidar tu salud y, también, la de tus electrodomésticos y tu hogar.

Puede interesarte