Por Elvira Vergara
9 enero, 2016

¡Se convertirá en tu pollo preferido!

Si bien este pollo asado no tiene la piel crujiente que muchos otros tienen, la verdad es que guarda algo mucho mejor: su textura jugosa. Un pollo sobre cocido puede ser realmente malo, pero con esta receta estás muy lejos de eso.

httpv://www.youtube.com/watch?v=rwK-uUFoFAY

La sal permite que el pollo se cocine sin que este libere su humedad, permitiendo que se transforme en una carne suave y de mucho sabor.

Ingredientes

-1 pollo entero

-4kg de sal gruesa

-4 dientes de ajo

-1 rama de laurel fresco

-2 ramas de orégano fresco

-2 tazas de agua

Preparación

Calienta el horno a 260ºC. Seca el pollo con una toalla de papel, y pon los dientes de ajo y las ramas de laurel y el orégano fresco dentro de su cavidad. Amarra sus patas y sujeta sus alas con un hilo de cocina.

e5720c11-2298-4ac4-9985-1861852125be

En un bowl mezcla la sal con el agua. 

En una fuente para hornear pon una capa gruesa de sal y encima de ésta coloca el pollo. Cúbrelo con el resto de la sal.

836e7942-b445-4879-8595-61e6546b650a

Lleva al horno y cocínalo durante 40 minutos. Retira del horno y déjalo reposar durante 10 minutos. Con un palo para amasar o el mango de un cubierto, quiebra la corteza de sal. Retira el pollo y colócalo en otra fuente. Con un pincel sácale el exceso de sal.

f04069db-4ae4-47a3-89d5-2a7b245178de

Acompaña con arroz o papas. 

¿Te apetece?

Puede interesarte