¡Nutella casera!

Perfecta con un pan tostado, bajo una capa de mermelada de fresas, mantequilla de maní. Para aportar el toque mantecoso a cualquier postre con frutos del bosque, como relleno de un cheescake, el ingrediente secreto de un pastel o la decoración perfecta para un muffin de arándanos. El chocolate que puede convertir un simple helado de vainilla, en algo celestial, y que transformaría el café con leche del desayuno, en un hazelnut digno del mejor café de toda Europa. 

Sólo me queda decir que tienes que probarlo. Y sí, es una imposición pero con buenas intensiones, ya que no has llegado a imaginar la delicia de la que te estás perdiendo.

Original

Puede interesarte