Por Felipe Hernández
3 junio, 2016

Nunca más olvidarás cómo prepararlos.

Los panqueques son una receta deliciosa e infaltable en cualquier casa… Es decir, si en tu casa no hay nadie que sepa hacer panqueques es probable que necesites conocer esta receta más que ninguna otra persona. Pero es normal, creo que una de las preguntas más frecuentes a mi mamá es “¿cómo se hacen los panqueques?”, pero eso se acaba ahora mismo. Porque esta receta es para guardarla para siempre ¡Aquí vamos!

Primero lo primero, ¿qué es todo lo que necesitas?

Aproximadamente para 4 personas (2 personas si eres de las que se come todo), necesitas 3 huevos, medio litro de leche, un cuarto de harina y tres cucharadas de aceite. Recuérdalo bien… Huevos, leche, harina y aceite. NADA MÁS.

Luego, mezclamos los ingredientes líquidos…

En un recipiente tienes que agregar primero los huevos, después la leche y comenzar a batir, ya sea con una batidora eléctrica o el clásico batidor manual.

Siguiente paso: Incorporar de a poco la harina.

Mientras estás batiendo los líquidos, debes ir agregando poco a poco la harina hasta que completes un cuarto de kilo y la mezcla sea totalmente homogénea.

Ahora, ¡nos vamos directo al aceite!

En una sartén anti adherente, vierte algo de aceite y espera a que esté bien caliente. Una vez que así sea, agrega un poco de la mezcla con la ayuda de un cucharón y con movimientos circulares reparte la mezcla para que cubra toda la superficie de la sartén. Idealmente debería tener 1 o 2 milímetros de grosor, pero tranquilidad, gente… El primero de los panqueques siempre queda horrible, ES UNA LEY.

Después, la parte más entretenida… O la más desastrosa.

Girar los panqueques puede parecer un gran desafío, pero con práctica todo se hace más fácil. Luego de cocinar a fuego medio hasta que los bordes estén dorados (aproximadamente 1 minuto), lo importante es que tu panqueque a punto de nacer comience a despegarse de la sartén. Así y con mucho cuidado, lo volteas y repites el proceso por el otro lado. Solo ten paciencia.

Y por último, rellenar hasta que los panqueques exploten.

Una vez lograda la cocción de tus panqueques, debes retirarlos y reunirlos en un plato, para seguir con este proceso hasta terminar con toda la mezcla (agregando aceite solo cuando sea necesario). Después de eso, solo tienes que rellenarlos con lo que quieras y básicamente dejar que exploten de tanto sabor. ¡Es así de simple!

¿Qué dices, repasamos los pasos una vez más?

Puede interesarte