¿Qué tiene que lo hace tan especial? Atentos que tiene una versión económica… de $4.800 dólares.

Con antojo de chocolate, uno es capaz de comer cualquier cosa. Cuando la necesidad llama, poco importa si el dulce apenas tiene cacao y todo es una mentira o si tiene 90% de pureza y fue exportado de algún país exótico. Chocolate es chocolate, lo dice en el envase y punto final.

Claro que si me ofrecieran a probar la promesa del mejor chocolate del mundo, estaría dispuesto a hacer una pequeña inversión por esa delicia.

Pero no los 9.500 dólares que cuesta este bombón, catalogado como el “más caro del mundo”. 

Facebook @obidoschocolate

Su nombre es tan rimbombante como su precio. Se llama “Glorious” y tiene forma de diamante, siendo elaborado a mano durante tres semanas con los ingredientes más exóticos del mundo. 

Tiene una base de chocolate negro Valrhona de Ecuador, azafrán de Arabia, trozos y aceite de trufa blanca de Perigord de Francia, vainilla de Magadascar, flecos de oro… y un ingrediente secreto que solo conoce su creador, el chef portugués Daniel M. Gomes. 

Facebook @obidoschocolate

Solo se hicieron 1.000 de estos bombones y cada uno cuesta cerca de 4.800 dólares. El precio se eleva hasta casi 9.500 si prefieres la opción del chocolate envuelto en hojas de oro de 23 quilates, junto a la caja conmemorativa creada por Swarovski, recubierta de 5.500 cristales tallados. 

Facebook @obidoschocolate

Con un tamaño de 3 centímetros de altura y 2.5 de ancho, el chef reconoce que el oro en la boca no sabe a nada debido al protagonismo de los demás ingredientes.

Algunos de los ejemplares ya se han vendido a personas de los Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Argentina y Angola, aunque sus nombre se han mantenido en reserva. 

Puede interesarte