Por Pilar Navarro
19 abril, 2018

¿Cómo no lo supimos antes?

Preparar hielo es una de las cosas más comunes, automáticas y sencillas que hacemos en nuestro día a día, llenar una cubeta con agua y listo. Esperar a que el hielo esté listo. Pero ¿qué pasa si te digo que existe una manera correcta de hacer el hielo y no tiene nada que ver con la que actualmente conoces? Pon atención, porque esto te impresionará tanto como a mí…

Al parecer, la manera correcta de preparar el hielo es utilizando agua caliente, por extraño que eso suene.

Resulta que el agua caliente realmente puede acortar el tiempo que se demora en congelarse y finalmente, convertirse en hielo. Y a pesar de que no existe una respuesta concreta para este fenómeno, también conocido como el Efecto Mpemba, existen algunas posibles explicaciones:

Una de ellas, es que la rápida evaporación del agua caliente deja menos volumen de agua que debe ser congelado; mientras otra dice que la capa de escarcha que se forma en el agua fría actúa como aislante, disminuyendo la velocidad en que se congela.

Así que la próxima vez que necesites hielos, ya lo sabes… Agua caliente y tus agradecimientos al Efecto Mpemba.

Puede interesarte