Colaboración por Dora Pancardo
Sitio Web Mexicana treintañera. Emprendedora. Publirrelacionista. Maestra en Responsabilidad Social. Mamá de Julieta. Constante. Necia. Desordenada. Soñadora.

Haz de tu vida algo para recordar…

Los hábitos, ya sean buenos o malos, tienen el poder de “pegarse” o quedarse con nosotros durante mucho tiempo. Hay algunos de ellos que son muy obvios y que se nos repiten o sugieren constantemente (como hacer ejercicio, dormir al menos ocho horas, comer saludablemente, etc), sin embargo, también existen aquellos que no son tan obvios y que pasamos de largo. A continuación, comparto contigo 10 hábitos que he probado y muchos de los cuales aún estoy desarrollando e implementando. Son 10 acciones basadas en mi propia experiencia, luego de observarme, observar a los demás y observar mi entorno, y que han impactado en mi vida de forma positiva.

1. Disminuir la dependencia y el uso del teléfono celular

large-1

@princ3sscind3r3lla

El sólo hecho de apagar el celular un momento y darnos el tiempo de realmente estar presentes donde y con quien estemos, no sólo es una muestra de respeto, sino que nos conecta con el aquí y el ahora, y permite que nos concentremos en el otro, en lo que estamos viviendo y lo que estamos aprendiendo de ese preciso momento de nuestra vida.


2. Mirar al otro a los ojos

tender-eyes

Julien Mordret

No hay nada como hablar con alguien que te mira a los ojos. Esta acción tan pequeña a mí me ha enseñado a conectar con la gente, generar empatía y mostrarle la importancia que tiene para mí. El sentimiento que me genera y que genera en los demás, me ha ayudado a revelar una parte íntima de mí, pero vale la pena cuando la recompensa es también descubrir y acercarte al otro.


3. Dejar los juicios a un lado y reconocer lo bueno en los demás

large-3

@LibertyLondonGirl

Dejar de pensar por qué el otro actúa como actúa o dice lo que dice, es un buen primer paso que he probado para conectarme con las demás personas. Reconocer que todos tenemos historias diferentes y que gracias a eso nos enriquecemos constantemente, nos ayuda a ver lo positivo en los otros en lugar de buscar sus errores y falencias.


4. Agradecer

large-2

@giulielle

Agradecer lo bueno, lo malo y lo que sucede cada día, pues los “baches” sólo nos muestran lo que debemos aprender para convertirnos en quienes queremos legar a ser. Agradecer produce en nosotros un crecimiento como seres humanos, nos acerca a los otros y a lo bueno que esta vida tiene para nosotros.


5. Abrir la mente, experimentar, romper la rutina

large-7

@ojosdeotromundo

Hacer lo que nunca hemos hecho sólo por miedo, conocer a personas con quienes nunca hubiésemos hablado por ser diferentes, por pertenecer a otro grupo, sexo o ideología, nos hace crecer más como personas, y ver el mundo a través de otros ojos, pero sobre todo, nos abre a nosotros mismos un panorama de la vida que nunca hubiésemos conocido y que nos empuja a saber más, a conocer, a viajar, y a vivir intensamente.


6. Iniciar o retomar una actividad sólo por gusto o pasión

large-8

@nourredaa

¿Cuántas actividades o pasiones se han quedado en el tintero de nuestra vida? Muchas veces la rutina, el trabajo y las obligaciones nos alejan cada vez más de las pasiones con las que nacimos, aquellas a las que jugábamos de niños y que realizábamos por horas, sólo por el afán de divertirnos y fluir con nuestra propia naturaleza. En mi experiencia, retomar algunas de estas actividades me ha devuelto mi espíritu juguetón, creativo y soñador, para dar paso a proyectos que antes se hubieran quedado sólo como un juego de niños.


7. Leer

large-6

@daddyslittlegirl

Este hábito automáticamente mejora nuestro lenguaje, nuestra ortografía y conocimiento del mundo; nos lleva a viajar y a conocer sitios y personas que de otra forma hubiese sido imposible, y, por si fuera poco, ¡nos brinda tema de conversación! Te invito a que comiences hoy, no tiene que ser una enciclopedia, puedes comenzar por leer algún artículo sobre temas que te interesen, buscar en internet o suscribirte a algún blog. Elige el tema y autor que prefieras, y descubre el mundo a través del maravilloso hábito de la lectura.


8. Dejar fluir las cosas, tener paciencia para que maduren

large-5

@allweneediskindness

Me ha pasado en ocasiones querer evaluar el éxito de mis proyectos, tanto personales como laborales, en virtud del menor tiempo posible que han necesitado para ser exitosos. Y honestamente, esta forma de calificar las situaciones me ha generado frustración, cansancio y por supuesto, también mucho aprendizaje, pues me he dado cuenta que, entre más dejo fluir las cosas, les permito madurar, crecer y florecer, permito que se conviertan en lo que están destinadas a ser.


9. Dejar de sabotearse a uno mismo

large-9

@juliannapineapple

Si sigues pensando que todo lo haces mal, ¿qué crees que seguirá sucediendo? La respuesta es muy simple. El autosabotaje ataca en los momentos que menos te lo esperas: cuando estás a punto de lanzar un proyecto, cuando tratas de comenzar con una actividad o cuando te enfrentas a las situaciones adversas de la vida. Muchas personas se paralizan por pensar que no pueden hacerlo, que no están capacitadas o que no son lo suficientemente atractivas o capaces. Eliminar estos pensamientos y evaluarte de forma objetiva, conociendo tus “pros” y tus “contras”, ayudará a que encuentres tu centro y sigas con pasos firmes en cualquier proyecto que emprendas.


10. Ayudar a alguien

large-10

@klarinka1202

No sólo es cuestión de dinero o de esfuerzo sobrenatural. Ayudar a alguien significa brindarle tu tiempo, experiencia y cualquier otro tipo de recurso (un abrazo, tal vez, o palabras de aliento), y eso lo puede hacer cualquiera, incluso todos los días. En mi experiencia, he comprobado que la vida nos muestra todos los días la oportunidad de ayudar a alguien, a veces de formas tan sencillas y otras no tanto, pero siempre estas situaciones están puestas ahí para nosotros más que para los otros, para hacernos crecer como seres humanos y elevar nuestro espíritu.

¿Estás dispuesto?