Por Valentina Cerda
11 enero, 2019

La historia de mi vida

Cuando pequeños creíamos que usar lentes era muy cool, porque te ves sexy, interesante o intelectual, pero no, no lo es. Empujarlos porque resbalan de tu nariz, o el dolor detrás de las orejas son sólo algunos de los problemas con los que lidiamos a diario.

Aquí te dejamos algunas situaciones que te identificarán completamente.

1. Vidrios empañados

Beber café o sopa se vuelve toda un hazaña, porque los vidrios de tus lentes quedan igual que los del auto del Titanic: empañados. Y como no veía nada agregué sal en vez de azúcar. Que triste.


2. ¿Me los prestas?

Todo el mundo quiere probarse tus lentes como si fueran de la última colección de moda de Gucci. No son un juguete ¿ok? son mis ojos, sin ellos no veo nada.


3.  ¿Cuántos dedos vez aquí?

Como si realmente no viéramos nada. Bueno, casi nada en realidad.


4. Películas 3D

Usar los lentes para películas 3D sobre tus lentes ópticos no sólo se ve raro, sino también es sumamente incómodo. Si no quieres sufrir esos molestos efectos secundarios, mejor ve una película en 2D.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

5. Perder tus gafas

Que irónica es la vida: pierdes tus lentes, pero los necesitas para poder encontrarlos. Vida cruel.


6. Lentes de sol

Que sí. Una receta de gafas ópticas para el sol puede escapar del presupuesto de tu bolsillo. A veces, hay que ser un poco ingenioso.


7. Estar bajo la lluvia

Si tus gafas son permanentes comprenderás la frustración de salir a la calle y no ver nada, porque tus bellos lentes sólo tienen gotitas por todos lados, y aunque los tienes puestos, no ves nada.


8. Quitarte las gafas y convertirte en otra persona

Sí, a todos quienes usamos lentes nos pasa. De secretaria sexy a una persona normal, o quizás, no tanto.


9. Lentes sucios

Siempre debemos traer el “pañito limpia lentes”. Si no, la esquina de tu camiseta siempre será útil, aunque el resultado no tanto.


10. Más de lo evidente

Nunca falta quien pregunta “¿de verdad no ves nada?”. No, en realidad me gusta sentir ese pequeño dolor en la nariz por usarlos todo el día.

Puede interesarte