Por Ignacio Mardones
9 julio, 2015

Es lo que hago habitualmente.

Irse de fiestas o eventos sociales sin despedirse es algo que muchos suelen hacer. Recientemente a esto se la ha denominado con el nombre de “despedida irlandesa”, y puede ser tomado tanto como un gesto de pésima educación o como un acto considerado para no molestar al resto. A continuación se da una lista de razones a favor de esta tendencia, por supuesto, en un tono humorístico, ya que decir adiós a la gente con la que se comparte un buen momento quizás sea lo más natural:

1. No interrumpes las conversaciones


2. ¡La fiesta sigue!


3. No tienes que volver a estrechar la mano de todas las personas que ya saludaste


4. Si bebiste mucho, te salvas de hacer el ridículo


5. No tienes que despedirte de esa persona que te desagrada


6. Evitas que tus amigos te convenzan de quedarte


7. Si andas en auto, te ahorras el llevar a todos a sus casas


8. Si lo haces de la forma correcta, te considerarán un caballero


9. Con práctica pasarás tan desapercibido como un fantasma

giphy-14


10. Descubres quienes son tus verdaderos amigos (los que sí se dan cuenta)

giphy-11


11. Nadie podrá decirte que eres aburrido por quedarte poco tiempo

giphy-12


12. Es lo más simple y fácil


13. En caso de que te digan algo después, siempre podrás decir que lo intentaste

giphy-13


14. Porque puedes hacerlo

¿Ya sabes qué harás la próxima vez?

Puede interesarte