Por Ignacio Mardones
5 agosto, 2015

Los niños están esperando…

Hay miles de niños que hoy día mismo están en hogares acogida esperando que una familia que les de cariño. Sin embargo, también hay mitos que impiden que el número de parejas que deseen adoptar o ser «padres de guarda» crezca.

Muchas personas piensan que los niños y jóvenes que están en estos hogares son delincuentes y que cayeron ahí porque no tenían un lugar donde quedarse. Eso es falso, ya que los niños de hogares de acogida generalmente están ahí porque vivían una situación familiar insostenible; eran maltratados, sufrieron abandono, sus padres eran alcohólicos o tenían algún otro problema, por lo que son los que más necesitan de ayuda.

Estos 6 mitos fueron explicados por expertos y familias que han estudiado el tema. Es necesario que esto sea conocido, de esta manera más niños van a encontrar hogares permanentes y podrán tener una vida estable:

1. Terminarás cuidando o adoptando a más de un hijo

Este es uno de los mitos más difundidos. La gente dice que si adoptas una vez, luego los administradores del sistema de hogares de acogida te insistirán hasta que adoptes otro. Rita Soronen cuenta que no se trata de sobrecargar a los padres primerizos, quieren que su experiencia de adopción o de padres de guarda sea exitosa y dejan que fluya con normalidad, aunque siempre guiándolos y prestándoles ayuda en caso de que sea necesario. Nadie puede obligar a nadie a adoptar a un niño, uno tiene el control de su familia.


2. Es incluso más caro que adoptar del extranjero

Otro mito bastante común es el de la teoría de que adoptar niños en hogares de acogida es igual o más caro que adoptarlos en el extranjero. La gente da eso por sentado y termina adoptándolos en agencias de otros países o de forma privada, pero lo cierto es que adoptar en hogares de acogida tiene un costo mucho más bajo. El costo promedio de adoptar en hogares (EE.UU.) es de 2500 dólares, sin embargo 2000 son cubiertos por el estado. Además de eso, las familias reciben cheques por mantención mensualmente y se les ayuda a costear la educación del niño. Estos datos varían dependiendo del país.


3. No vale el riesgo de tener que despedirse

En esto no hay garantías porque cualquier cosa puede ocurrir, pero está mal tomar lo anterior como una verdad a primeras. El factor emocional cambia en cada familia y en cada niño que es adoptado o cuidado por ella. Es cierto que con niños de hogares de acogida puede suceder que uno deba despedirse, pero siempre es un proceso que se conversa para aportar al bienestar del menor. Personas que han cuidado a niños de hogares de acogida cuentan que es una alegría cuando encuentran una familia permanente.


4. Todos los niños en hogares de acogida tienen problemas de salud o necesidades especiales

Sólo un tercio de los niños en hogares de acogida tiene algún tipo de diagnóstico de «discapacidad». Hay otros que entran en la categoría de ser más «dificultosa» su adopción, pero no es porque tengan problemas de salud o se portan mal, sino que por temas de edad o porque tienen hermanos y deben ser adoptados en grupo.


5. Si adoptas a un niño mayor en vez de un bebé, nunca lo sentirás como tu hijo

John has taken Z in as his very own since day one. #fostercare

A photo posted by Davi Rebecca (@davirebecca) on

Ese pensamiento es muy equivocado, cuenta Rita Soronen. Aún cuando tenga 9 o 16 años, los vínculos familiares ocurren y se termina creando un ambiente de cariño y amor. Es importante cambiar la perspectiva, ya que los que más sufren son los adolescentes que tienen inseguridades sobre si esa familia los querrá tanto como ellos se imaginan. Las inseguridades son por ambos lados, debido a que los padres suelen sentirse poco preparados para la adopción y para cuidar del niño como se merece.


6. Tendrás que construir una relación con los padres biológicos del niño

A ninguna familia que adopte un niño se le exige que mantenga una relación con los padres biológicos. Esa posibilidad es totalmente decisión de quienes adoptan al menor. Sólo se recomienda ponerse en contacto con la familia si es de forma segura y si es apropiado, ya que cada caso es diferente. Hay varios ejemplos de niños que han seguido en contacto con sus padres biológicos e incluso con sus hermanos y tienen consecuencias positivas.

¿Tienes algún otro dato que añadir?

Aquí algunas fotos de de familia que decidieron adoptar!

Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.04.36 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.05.44 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.06.13 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.06.36 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.06.01 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.06.28 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.05.50 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.06.08 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.05.29 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.06.23 Captura de pantalla 2015-08-06 a la(s) 9.04.28

Puede interesarte